Senado aprueba "fast track" para que Obama negocie acuerdos comerciales

El proyecto aprobado otorga al presidente de Estados Unidos autoridad para concluir rápidamente tratados de libre comercio, especialmente con la zona del Pacífico.
El líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid (c), asiste a una reunión con el resto de senadores de su partido en el Capitolio
El líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid (c), asiste a una reunión con el resto de senadores de su partido en el Capitolio (EFE)

Washington

El Senado de Estados Unidos superó hoy sus fuertes divisiones en torno a la política comercial y aprobó un proyecto que otorga al presidente Barack Obama autoridad para concluir rápidamente acuerdos de libre comercio, en particular con la zona del Pacífico.

De ser aprobado el proyecto -ahora pasó a la Cámara de Representantes-, Obama podrá finalizar las negociaciones con otras once naciones del aérea Pacífico y luego el Congreso solo podrá aprobarlo o rechazarlo, pero no modificarlo.

Washington negocia un gigantesco y ambicioso acuerdo de libre comercio con once países de la región Asia Pacífico (Acuerdo de Asociación Transpacífico, TPP), pero se ha enfrentado a una resistencia hostil de un sector del Senado, principalmente de parte de los demócratas, que consideran que tendría efectos desastrosos para la economía local.

Pero el jueves 14 de mayo el Senado desbloqueó el debate sobre la iniciativa por 65 votos contra 33, con lo cual se permitió abrir el debate sobre el texto finalmente aprobado hoy. En la Cámara de Representantes, el proyecto es prioritario para la mayoría republicana, que ve mayores oportunidades para la economía local.

EU ya había suscrito un relevante acuerdo de este tipo en 1994, junto a México y Canadá: el Tratado de libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por su sigla en inglés).

El TPP es una prioridad económica de Barack Obama, que defiende su potencial para los exportadores estadunidenses, cuando los doce países que lo integrarían representan aproximadamente 40% del PIB mundial.