Senado de EU obliga a someter al Congreso acuerdo nuclear con Irán

La cámara alta aprobó una ley para obligar al presidente Barack Obama a someter cualquier acuerdo final sobre el programa nuclear iraní, y asegurarse que "el proceso sea transparente".
El líder supremo iraní Alí Jameneí saluda tras un discurso durante el Día de los Profesorees, en Teherán, Irán, el pasado 6 de mayo
El líder supremo iraní Alí Jameneí saluda tras un discurso durante el Día de los Profesorees, en Teherán, Irán, el pasado 6 de mayo (EFE)

Washington

El senado estadunidense, dominado por la oposición republicana, votó este jueves de manera casi unánime a favor de una ley que obliga al presidente Barack Obama a someter al Congreso cualquier acuerdo final sobre el programa nuclear iraní.

"Los estadunidenses quieren que el Senado y la Cámara de Representantes, en su nombre, se aseguren que Irán rinda cuentas, que el proceso sea transparente", dijo Bob Corker, presidente de la comisión de Asuntos Exteriores del Senado.

Los senadores adoptaron el proyecto de ley denominado Corker-Menendez por 98 votos a favor y uno en contra, el del republicano Tom Cotton. Todos los demócratas votaron a favor.

La Cámara de Representantes, también con mayoría republicana, prevé examinar la ley la semana próxima. Al entrar en vigor, esta ley le da 60 días al Congreso para eventualmente oponerse al acuerdo final entre Teherán y el llamado grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania) sobre el programa nuclear iraní.

Irán y el grupo 5+1 cerraron el 2 de abril en Suiza un acuerdo marco sobre el programa nuclear iraní, que debe ser precisado y finalizado antes de fines de junio.

La ley Corker-Menendez, por el nombre del republicano Bob Corker y el senador demócrata Robert Menendez, no se pronunciará sobre el acuerdo marco: solo pondrá en marcha un mecanismo para que el Congreso, en caso de alcanzar un acuerdo final en junio, tenga el tiempo de bloquear su aplicación si los legisladores lo consideran inadecuado.

"Nuestro objetivo es poder frenar un mal acuerdo que pueda permitir a Irán adquirir armas nucleares", dijo el presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner. Si el Congreso aprueba una resolución contra el acuerdo, Obama tendría doce días para vetarla. En ese caso, el Congreso tendría otros diez días para superar el veto.

Inicialmente Obama se oponía a esta propuesta pero tras el anuncio del acuerdo marco los parlamentarios estadunidenses retomaron la iniciativa y los aliados demócratas del presidente fueron poco a poco aceptando la medida. Finalmente Obama retiró su amenaza de vetarla.