Los países aliados liberaron Alemania: Norbert Lammert

A 70 años de la liberación Alemana, el demócrata alemán Nobert Lammert, declaró que los alemanes no se liberaron por sí mismos de Adolfo Hitler y del nazismo, los países aliados lo hicieron.

Berlín

Un día como hoy, hace 70 años Alemania, como toda Europa, logró liberarse de la Segunda Guerra Mundial. El demócrata alemán Nobert Lammert, declaró este viernes ante el pleno en Berlín que los alemanes no se liberaron por sí mismos de Adolfo Hitler y del nazismo hace 70 años, sino que fueron los países aliados quienes llevaron a cabo esa importante acción.

Las cámaras de Alemania conmemoraron hoy el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial destacando la disposición de países aliados y vecinos de perdonar y acoger a Alemania al término de la conflagración.

Agradeció a los países vecinos de Alemania que hubieran aceptado de nuevo a Alemania después de la guerra, a pesar de todo el dolor que el nazismo provocó en Europa.

“El 8 de mayo no fue el día en que nos liberamos”, dijo el líder parlamentario, en un señalamiento claro y directo que el pueblo alemán no fue el que acabó con el régimen nazi, por el contrario, aceptó y vitoreó al gobierno nazi.

Expresó que la caída de los alemanes no pudo haber sido más profunda, ni en lo político, ni en lo económico, ni en lo moral. Por ello es aún más admirable “que nuestro país, a pesar de la culpa, fue recogido” por los países europeos y aliados.

“Esa disposición de nuestros vecinos a la reconciliación es histórica y sin precedentes, tanto como la catástrofe que partió de nuestro país”.

El homenaje es hoy para todos aquellos quienes “bajo pérdidas inimaginables pusieron fin al dominio del terror del nacionalsocialismo”.

Apuntó que eso es tan válido para los aliados occidentales como para el Ejército Rojo de la ex Unión Soviética.

El presidente del parlamento alemán recordó el discurso que pronunció hace 30 años el entonces presidente de Alemania, Richard von Weiszaecker, cuando llamó al 8 de Mayo “el Día de la Liberación”, pero “no el día de la autoliberación”.

Subrayó que el discurso del entonces presidente von Weiszaecker esa vez no fue “de ningún modo una mera expresión general, sino que expresó un cambio de percepción, que ahora es compartida por la gran mayoría de los alemanes”.

En la conmemoración se agregó que es indispensable mantener siempre presente la “monstruosidad” que provocó la segunda guerra mundial para evitar repetir que en generaciones próximas se vuelva a repetir.