Liberan a pareja acusada de esclavizar a tres mujeres en Londres

Las víctimas, una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30 años, están muy traumatizadas y fueron rescatadas gracias a la intervención en octubre de la organización benéfica ...
El inspector de la Policía Metropolitana  de Londres Kevin Hyland atiene a los medios
El inspector de la Policía Metropolitana de Londres Kevin Hyland atiene a los medios (EFE)

Londrés

Las autoridades británicas dejaron en libertad bajo fianza a un hombre y a una mujer, ambos de 67 años, que habían sido detenidos acusados de haber mantenido a tres mujeres como esclavas durante 30 años en Londres.

Las dos personas, cuyas identidades no se dieron a conocer, que al parecer están casadas, fueron arrestadas en Lambeth y posteriormente fueron puestas en libertad bajo fianza hasta enero próximo cuando se inicie un proceso judicial en su contra.

Ambos, que no son ciudadanos británicos, salieron libres este viernes, luego de ser arrestados acusados de los delitos de trabajo forzoso y servidumbre doméstica.

El arresto fue el acto final de una investigación muy delicada y compleja, reservada primero a rescatar a las mujeres y luego conseguir pruebas para detener a los sospechosos, en un caso que ha conmocionado a la sociedad británica, indicó el diario The Guardian.

Las tres mujeres fueron rescatadas este jueves de una vivienda en el sur de Londres, en Reino Unido, tras supuestamente haber permanecido retenidas en situación de esclavitud doméstica durante 30 años en "condiciones terribles".

Las víctimas, una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30 años, están muy traumatizadas y fueron rescatadas gracias a la intervención en octubre de la organización benéfica Freedom Charity, indicó Scotland Yard.

Según la policía, las mujeres no tienen conexión entre sí. La más joven es probable que haya pasado toda su vida en situación de esclavitud.

La extraordinaria historia de cómo las mujeres fueron rescatadas tras tres décadas de miedo y esclavitud dentro de una "casa común en una calle ordinaria" en el sur de Londres ocupa los principales titulares de la prensa británica.