Scioli y Macri pelean votos de argentinos indecisos con mitines de calle

Mientras el candidato oficialista apenas podía recorrer una vía peatonal en la periferia de Buenos Aires por el acoso de sus simpatizantes, su rival, Mauricio Macri, se recorría el norte del país ...
El candidato oficialista, Daniel Scioli (c), sonríe mientras sus seguidores se toman selfies a su lado, en San Justo, en la periferia de Buenos Aires
El candidato oficialista, Daniel Scioli (c), sonríe mientras sus seguidores se toman selfies a su lado, en San Justo, en la periferia de Buenos Aires (AFP)

Buenos Aires

El oficialista Daniel Scioli apenas pudo recorrer este miércoles una vía peatonal en las afueras de Buenos Aires por el acoso de seguidores mientras su rival Mauricio Macri, protagonizó un carnaval de volantes y globos en el norte del país: la campaña por la presidencia argentina se intensifica en las calles.

En La Matanza, un distrito de casi dos millones de habitantes vecino de Buenos Aires, considerado un termómetro electoral, Scioli prometió un gobierno "sin ajustes para los trabajadores", aumentos de salarios, reducción de impuestos y mejoras a los jubilados que lo escucharon en un centro social para la tercera edad.

A menos de tres semanas de la segunda vuelta del 22 de noviembre, ambos aspirantes a suceder a la presidenta Cristina Kirchner (2007-2011; 2011-2015), arrecian en sus ataques y también en mitines a los largo y ancho de este país de 40 millones de personas.

El gobernador de la poderosa provincia de Buenos Aires, de 58 años, también bajó a caminar por una vía peatonal en la zona comercial de este suburbio de clase trabajadora, pero la fuerza de la multitud que quería sacarle una foto con celular o acercarle peticiones en sobres, se enredó con la decena de periodistas que intentaron obtener alguna declaración.

Se propuso "darle razones desde lo racional y desde lo emocional" a esos siete millones de argentinos que no votaron por él ni por el opositor Macri en la primera vuelta del 25 de octubre.

"Queremos que nos acompañen en el capítulo del gran desarrollo de la Argentina y vean los contrastes de los dos proyectos de país, las dos visiones de Argentina a futuro y prioridades distintas que tenemos", dijo Scioli al desestimar que esté protagonizando una campaña para "sembrar miedo", como acusó su rival.

En Resistencia, en el norte del país, el conservador Macri, alcalde saliente de Buenos Aires, llegó también para cumplir con actos de campaña pero un grupo de manifestantes seguidores del gobierno de Kirchner intentó impedir su salida del aeropuerto del Chaco.

"Apoyamos al proyecto nacional y popular, y no vamos a permitir que acá venga el verdugo del pueblo", dijo a la prensa el activista Emerenciano Sena, rodeado de compañeros con pancartas que decían: "Macri sos hambre".

Macri, candidato presidencial de la alianza Cambiemos, saludó luego a seguidores desde una camioneta descubierta. "Estamos venciendo a los miedos que nos quisieron meter", dijo.

"El mito de que eran invencibles se les cayó. Los argentinos ya han votado mayoritariamente por el cambio", dijo Macri que terminará la semana con un recorrido en el interior del país al igual que Scioli.

En la primera vuelta Scioli obtuvo 36.8% de los votos, en tanto Macri logró 34.3% contra todos los pronósticos que lo daban muy por debajo del oficialista. La oposición denunció en los últimos días una campaña sucia del gobierno, la cual enmarcó en una estrategia para sembrar el miedo.

El candidato presidencial del gobernante Frente para la Victoria ganó por 2.9 puntos de ventaja sobre Macri en las elecciones del pasado 25 de octubre, según el escrutinio definitivo difundido hoy. El vencedor en las urnas sucederá a Cristina Fernández en la Presidencia argentina el próximo 10 de diciembre.

Denuncia a ministro por tuits

En medio del clima de tensión electoral, un fiscal denunció hoy al ministro argentino de Salud, Daniel Gollán, por sus polémicos mensajes a través de las redes sociales contra el candidato presidencial opositor, Mauricio Macri.

El fiscal Marcelo Romero confirmó a Efe que denunció a Gollán "ante la posible comisión de un delito de acción pública" tras recibir varios correos electrónicos de ciudadanos argentinos con capturas de los tuits enviados desde la cuenta del titular de la cartera sanitaria, la cual, según el ministro, fue pirateada.

El mensaje que suscitó mayores críticas fue el que llamó a pedir el voto para el candidato oficialista, Daniel Scioli, para garantizar la continuidad de los nuevos centros oncológicos.

"Los doce nuevos centros de radioterapia para tratamiento del cáncer continuarán adelante si Scioli es presidente. Pensá bien tu voto", dice un mensaje que fue publicado en la cuenta de Twitter de Gollán, refiriéndose a las elecciones del próximo 22 de noviembre, en las que el candidato kirchnerista y Macri pelarán por la Presidencia de Argentina. El mensaje fue eliminado el lunes y Gollan afirmó que su cuenta fue pirateada.

"Desmiento tajantemente haber publicado esa expresión de mal gusto. Hace más de 25 años me desempeño como médico en hospitales públicos y jamás se me ocurriría mezclar las penurias que el cáncer provoca sobre las personas que lo padecen y su entorno cercano, con una campaña electoral, por mas crucial que esta fuera", dijo.

En su cuenta de esta red social siguen accesibles tuits previos, de un contenido similar al borrado, como el que interpela a los potenciales electores: "Querés volver a los hospitales sin insumos, o al trueque, o al corralito o al 58 % de desocupación? Pensá bien tu voto. Macri es todo eso".

Desde la alianza opositora Cambiemos atribuyen los mensajes del ministro de Salud a la campaña "sucia" desplegada por el kirchnerismo para impedir el triunfo de Macri.

En unas declaraciones a la prensa, el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, aseguró hoy que la ejecución del plan económico de Cambiemos "produciría una devaluación del 67 % y una inflación del 50 %".

Polémica designación en Auditoría

De otra parte, la Cámara de Diputados en Argentina, con mayoría del partido gobernante, designó este miércoles a dos oficialistas como integrantes de la Auditoría General de la Nación, nombramientos que la oposición denunció por irregulares.

En una acalorada sesión con cruce de acusaciones el Frente para la Victoria (FPV) el partido de la presidenta saliente de centro izquierda Cristina Kirchner, formalizó los nombramientos con mandato por ocho años en el principal órgano de control del Estado cuya presidencia está en manos de la oposición, según lo establece la Constitución.

Se trata del secretario de Justicia Julián Alvarez, recientemente derrotado en las urnas como candidato a alcalde de Lanús, periferia sur de Buenos Aires y de Juan Forlón, ex presidente del Banco Nación, el mayor banco público del país, que renunció este miércoles al frente de esa entidad para asumir horas después como auditor.

La oposición denunció los nombramientos por entender que el procedimiento vulnera los reglamentos parlamentarios. "Ustedes creen que se pueden llevar el mundo por delante siempre", dijo en el recinto la diputada por el opositor Frente Renovador, Graciela Camaño al denunciar que al momento del nombramiento en la sesión "no había el quórum" necesario.

Sin embargo el presidente de la Cámara, el oficialista Julián Domínguez, aseguró que las designaciones "se ajustaron a derecho". "Los mandatos estaban vencidos el 5 de septiembre y se esperó a que pasen las elecciones del 25 de octubre para ver cómo quedaban las mayorías en las Cámaras, el Frente para la Victoria cumplió con la ley porque la sesión funcionó con quórum", sostuvo.

La Auditoría General de la Nación que fiscaliza al Estado está compuesta por un presidente, designado a propuesta del partido opositor con mayor número de legisladores, y seis miembros, tres de los cuales los nombra la Cámara Baja y tres el Senado según su composición.

El pasado 25 de octubre el FPV retuvo la mayoría en ambas cámaras en las elecciones generales que sin embargo no pudieron consagrar al presidente, el que será definido en un balotaje el 22 de noviembre y asumirá, junto a los nuevos legisladores, el 10 de diciembre.