Satélite norcoreano entró en órbita correctamente: Seúl

Corea del Sur no ha podido verificar si el aparato, considerado una prueba encubierta de misil intercontinental, funciona correctamente, mientras EU espera enviar sistema antimisiles a su ...
En este gráfico surcoreano puede verse la trayectoria del cohete de tres etapas lanzado por Corea del Norte para llevar el satélite a la órbita
En este gráfico surcoreano puede verse la trayectoria del cohete de tres etapas lanzado por Corea del Norte para llevar el satélite a la órbita (EFE)

Seúl, Washington

El satélite lanzado el domingo por Corea del Norte ha entrado en órbita correctamente, informó hoy el Ministerio surcoreano de Defensa, que no ha podido verificar, no obstante, si el aparato está funcionando correctamente. Tanto Corea del Sur como Estados Unidos están todavía pendientes de confirmar además la señal del aparato, según recogió la agencia local Yonhap.

El domingo Corea del Norte lanzó un cohete con un satélite de observación terrestre Kwangmyongsong-4, una acción que la comunidad internacional considera una nueva prueba encubierta de misiles balísticos intercontinentales.

Con este nuevo lanzamiento, Seúl considera que Pyongyang posee misiles de largo alcance capaces de recorrer una distancia de vuelo de unos doce mil kilómetros, según el análisis realizado por Defensa.

Las informaciones apuntan, no obstante, a que el régimen norcoreano todavía no ha logrado obtener la denominada tecnología de reentrada, necesaria para que un misil lanzado vuelva a la atmósfera.

Esta tecnología de reentrada de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), permite a un sólo cohete el lanzamiento de varias cabezas nucleares de manera simultánea y con diferentes objetivos.

Sistema de defensa antimisiles de EU

Mientras, Estados Unidos espera enviar un sofisticado sistema de defensa antimisiles a Corea del Sur "tan rápidamente como sea posible", anunció hoy el Pentágono.

"Sin entrar en un calendario, queremos ver este paso tan rápidamente como sea posible", dijo el portavoz del Pentágono, Peter Cook, un día después del lanzamiento de un cohete por parte de Corea del Norte, que provocó una condena de la comunidad internacional.

Jefes militares surcoreanos y estadunidenses anunciaron que iniciarían discusiones formales para establecer el sistema de defensa antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defense System, en inglés) en la frontera con Corea del Norte. "Estamos iniciando las consultas ahora y en los siguientes días con los surcoreanos y esperamos que esto se haga de manera expedita", agregó.

El sistema THAAD es altamente desplegable y dispara misiles antibalísticos para destruir misiles enemigos dentro o fuera de la atmósfera de la Tierra durante su última fase de vuelo.

China se opone firmemente al despliegue de este equipo antimisiles tan cerca de sus fronteras, pero Cook aseguró que el sistema THAAD de ninguna manera tenía como objetivo presentar una amenaza para Pekín. "Si el sistema THAAD fuera desplegado en la península coreana, estaría concentrado únicamente en Corea del Norte", insistió.

Un funcionario de defensa estadounidense informó a la AFP que el sistema antimisiles podría ser instalado en un plazo de dos semanas, una vez que se ordene un despliegue. "Una vez que (...) las decisiones sean tomadas, ese (plazo) es posible", comentó el funcionario, que pidió el anonimato.