Sarkozy dice que no le quedaba otro remedio que volver

En su primera entrevista tras anunciar el viernes su regreso a la vida política, el ex presidente francés desveló su voluntad de crear una "alternativa creíble" y admitió haber cometido "errores".
Sarkozy (c) sonríe junto al presidente del Paris Saint Germain, el qatarí Naser al-Khelaifi (2d), durante el partido de hoy contra el Olympique Lyon
Sarkozy (c) sonríe junto al presidente del Paris Saint Germain, el qatarí Naser al-Khelaifi (2d), durante el partido de hoy contra el Olympique Lyon (AFP)

París

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy afirmó este domingo en su primera entrevista tras haber anunciado su vuelta a la política que lo hizo porque no le quedaba otro remedio.

"No quiero que nuestro país esté condenado a vivir entre el espectáculo humillante que estamos viendo ahora y la perspectiva de un aislamiento total que sería la perspectiva del Frente Nacional [el partido de extrema derecha]. No sólo tengo ganas [de volver] sino que además no me quedaba otro remedio", dijo en una entrevista a la televisión pública.

El viernes, el ex presidente conservador, derrotado en 2012 en las presidenciales por el socialista François Hollande, anunció su regreso a la política con su candidatura a la presidencia de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), y el objetivo implícito de reconquistar la presidencia en 2017.

"He venido para crear las condiciones de una alternativa creíble que una los franceses más allá de las divisiones habituales de derecha, izquierda, centro, ecologistas o liberales, que ya no tienen sentido" afirmó en una entrevista de 45 minutos.

El ex presidente también reconoció haber cometido algunos "errores" que le llevaron a la derrota en las presidenciales de 2012 pero dijo que "la edad aporta quizás menos energía pero un poco más de sabiduría, de distancia".

Sarkozy también criticó duramente al presidente François Hollande al que acusó de haber lanzado durante la campaña de 2012 "una larga letanía de mentiras".