Santos ordena cesar un mes los bombardeos contra las FARC

El presidente de Colombia dijo que la medida busca acelerar el proceso de paz, así como responder al gesto de la guerrilla, que a fines de año inició un histórico alto el fuego, mientras que ...
El presidente de Colombia, en el momento de hacer el anuncio televisado a los colombianos sobre el cese de los bombardeos
El presidente de Colombia, en el momento de hacer el anuncio televisado a los colombianos sobre el cese de los bombardeos (AFP)

Bogotá

Colombia decidió suspender durante un mes los bombardeos contra la guerrilla comunista de las FARC, anunció hoy el presidente Juan Manuel Santos, un paso que busca acelerar el proceso de paz para poner fin a un conflicto armado de más de cinco décadas. Mientras, ordenó intensificar las acciones contra la otra guerrilla, el ELN, y anunció la creación de una "Comisión Asesora para la Paz".

Santos comunicó en un discurso televisado esta medida sin precedentes, destinada a acelerar las negociaciones que mantiene desde noviembre de 2012 en Cuba con las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC), principal grupo rebelde del país.

"Para impulsar el desescalamiento del conflicto, he decidido dar la orden al ministro de Defensa y a los comandantes de las fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las FARC durante un mes", dijo.

El jefe de Estado, que hasta ahora se había negado a decretar una tregua militar antes de un acuerdo definitivo por considerar que fortalecería a la guerrilla, dijo que responde así al gesto de las FARC, que a finales de año iniciaron un histórico alto al fuego. "En cuanto al cese al fuego unilateral e indefinido que anunciaron las FARC el 18 de diciembre, hay que reconocer que lo vienen cumpliendo", dijo.

La medida será reevaluada con los mandos militares en un mes, señaló Santos, aunque aclaró que no implica una renuncia a ataques aéreos en caso de "amenaza inminente" y dijo que cualquier enfrentamiento como resultado de los patrullajes estará dentro de "las reglas del juego".

Para el politólogo y profesor de la Universidad Externado Jaime Zuluaga, esto muestra que el proceso de paz va "en la dirección correcta". "Es un avance muy significativo, de los más significativos en los últimos meses", dijo a la AFP.

"El tren de la paz"

Santos ordenó, sin embargo, intensificar las acciones militares contra el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), segunda guerrilla del país, con la que sostiene contactos exploratorios desde hace un año con miras a instalar formalmente una mesa de diálogo paralela a la de las FARC.

"La suspensión de bombardeos a campamentos de las FARC en nada afecta las operaciones en contra del ELN. Esta organización -en lugar de entrar en sintonía con el desescalamiento y la búsqueda de la paz- ha continuado, y hasta incrementado, sus actividades delictivas", dijo el mandatario colombiano.

Para el analista Ariel Ávila, de la Fundación Paz y Reconciliación, Santos busca presionar así a los rebeldes para la negociación. "Es lo que cualquier presidente hubiese hecho", dijo a la AFP.

El ELN dejó en libertad hoy a cuatro geólogos que mantenía secuestrados desde mediados de febrero, luego de haber liberado al alcalde de la selvática localidad de Alto Baudó, Fredys Palacios, el 1 de marzo, y a un ciudadano holandés, en enero.

"Yo espero, de verdad, que al ELN no lo deje el tren de la paz", afirmó Santos durante su discurso. El lunes, al conmemorar el 25 aniversario del desarme de la extinta guerrilla M-19, el mandatario había subrayado el papel de ese movimiento insurgente al abrir "un ciclo" de paz y dijo confiar en poder cerrarlo con las FARC y también con el ELN.

Fundadas en 1964, las FARC y el ELN, con ocho mil y 2,500 combatientes respectivamente, según las autoridades, son las únicas guerrillas de extrema izquierda aún activas en Colombia, donde operan esencialmente en zonas rurales.

El conflicto armado colombiano, el más antiguo de América Latina, ha involucrado a guerrillas, paramilitares, agentes del Estado y bandas narcotraficantes, y ha dejado oficialmente al menos 220 mil muertos y más de cinco millones de desplazados.

Comisión Asesora para la Paz

Asimismo, Santos anunció en su alocución al país por radio y televisión la creación de la "Comisión Asesora para la Paz" integrada por representantes de diferentes vertientes políticas y otras fuerzas vivas del país, a la que invitó también a líderes de la oposición.

De la Comisión forman parte el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus; la presidenta del partido de izquierdas Polo Democrático Alternativo y ex candidata presidencial Clara López y el cardenal Rubén Salazar.

Igualmente la integran el presidente del grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes; el líder de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez; el general en retiro y ex ministro de Defensa Rafael Samudio Molina, así como la ex guerrillera del desmovilizado Movimiento 19 de Abril (M-19) y ex senadora Vera Grabe.

También formarán parte de la Comisión la ex ministra y presidenta de la Corporación Manos Visibles, Paula Moreno y la líder indígena, Ati Quigua. Según Santos, la participación de estas personalidades "no los compromete a apoyar el proceso, ni compromete su capacidad de crítica o su independencia" al subrayar que lo que quiere es escuchar "muchas voces y que me ayuden a acertar" en las decisiones que tome referentes a la paz.

El jefe de Estado dijo que también invitó a participar de la Comisión al ex presidente conservador Andrés Pastrana Arango (1998-2002), quien horas después, por medio de su cuenta en Twitter aceptó hacer parte de la entidad. "La paz de Colombia está por encima de cualquier diferencia política. Acepto invitación de @JuanManSantos", escribió Pastrana en la red social.

Durante su Gobierno, Pastrana inició un proceso de paz con las FARC para lo cual creó una zona desmilitarizada de más de 42 mil kilómetros cuadrados en el sur del país pero los diálogos, que tuvieron como epicentro la localidad de San Vicente del Caguán, en el departamento del Caquetá, fracasaron después de más de tres años.

Santos también llamó a participar al ex candidato presidencial del opositor partido Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, y a la ex ministra de Defensa y también ex candidata presidencial Marta Lucía Ramírez.

Zuluaga es el actual presidente del Centro Democrático, partido de derechas fundado y liderado por el ex mandatario Álvaro Uribe (2002-1010), el más encarnizado crítico del proceso de paz con las FARC.

El presidente concluyó que "la paz es de todos y para todos" y está empeñado en conseguirla "por nuestros hijos, por las nuevas generaciones de colombianos que pueden y deben ser la generación de la paz".