Santos quiere eliminar reelección y ampliar periodo presidencial

El presidente de Colombia, reelecto tras su victoria electoral el pasado domingo, dijo que dedicará su segundo mandato a hacer una "pedagogía de la paz" para acabar con la guerra y se mostró ...
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, hoy en la rueda de prensa en el palacio de Nariño
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, hoy en la rueda de prensa en el palacio de Nariño (AFP)

Bogotá

El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, reelecto para un segundo periodo de cuatro años, anunció hoy que propondrá una reforma legal para eliminar la reelección y ampliar el periodo presidencial a cinco o seis años. "Vamos a presentar una serie de reformas, dentro de las cuales está la eliminación de la reelección y la ampliación del periodo presidencial", dijo Santos en una rueda de prensa en la Casa de Nariño.

Añadió que todavía no ha decidido si propondrá que esa ampliación del periodo presidencial, actualmente de cuatro años, sea "a cinco o seis años". El mandatario hizo este anuncio precisamente un día después de convertirse en el segundo presidente en ser reelecto en Colombia en los últimos tiempos, gracias a una reforma aprobada en 2005 que revivió esa posibilidad para los presidentes.

Antes de Santos, solo Álvaro Uribe (2002-2010), quien impulsaba la candidatura del opositor Óscar Iván Zuluaga en los comicios ganados el domingo por Santos, había sido reelecto tras la reforma. Esta iniciativa colombiana iría en contravía con la de varios países latinoamericanos que en los últimos años más bien han aprobado la reelección presidencial indefinida, como Venezuela y Nicaragua.

Siguiendo los pasos de esos países, a fines de mayo el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en el poder desde 2007, dio luz verde al Congreso, dominado por el oficialismo, para que enmiende la Constitución e incorpore la reelección indefinida.

Santos dijo que dedicará su nueva gestión a hacer una "pedagogía de la paz" para acabar con el conflicto armado que afecta al país desde hace 50 años. "Uno de los objetivos de mi gobierno a partir de este momento es hacer mucha más pedagogía sobre la paz, sobre los beneficios de la paz" dijo el mandatario.

Para el presidente colombiano es importante explicar los detalles de las conversaciones de paz con la guerrilla de las FARC, ya que cree que "si uno lo explica bien, a cualquiera de las personas que no votaron por mí si quieren la paz, van decirme que sí".

Santos, un economista de centroderecha, obtuvo el domingo el 50.95% de los votos en la segunda vuelta de las elecciones, en la cual se enfrentó al candidato de la oposición, el derechista Óscar Iván Zuluaga, muy crítico de las conversaciones impulsadas por el gobierno desde 2012 en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla del país con cerca de ocho mil miembros.

"Lo que sucedió ayer (por el domingo) nos da una señal y un mandato. Yo he estado encima de este proceso desde el comienzo, pero este mandato que escuchamos ayer obliga a ponerle alma, vida y sombrero a este proceso", dijo. Repitiendo las palabras usadas el domingo en su discurso de victoria, Santos dijo que va a buscar "una paz justa" y que este proceso será "sin impunidad".

Santos, que la semana pasada anunció el inicio de diálogos con la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), integrado por al menos 2,500 combatientes, afirmó que se dedicará intensamente a lograr el final del conflicto, que "es lo que quiere el país".

Asimismo, Santos dejó hoy la puerta abierta a una entrada de los partidos de izquierda, si así lo desean, a su Gobierno. Así lo expresó el mandatario en su primera rueda de prensa después de su triunfo electoral, al señalar: "Si mañana quisieran entrar al Gobierno, aquí también hay puertas abiertas". No obstante, recordó que la mayoría de los líderes de izquierdas que apoyaron su candidatura han dejado claro que seguirán en la oposición.

Después de haber sido superado por el uribista Óscar Iván Zuluaga en la primera vuelta de las elecciones, celebrada el 25 de mayo, Santos, candidato de la Unidad Nacional, se alió con la izquierda para una segunda ronda y alcanzó el domingo la victoria con un 50.95 % de los votos frente a un 45.00 % de su rival.

Santos garantizó la "gobernabilidad" en el Congreso, pese a que ahora la mayor oposición vendrá de los senadores del derechista Centro Democrático, entre ellos el ex presidente y legislador electo Álvaro Uribe. "Si hay oposición bienvenida, de eso se trata la democracia", apuntó, para resaltar que no ve "ninguna dificultad por parte del Gobierno por mantener las mayorías en el Congreso para pasar las leyes necesarias".

También afirmó que con la elección del domingo la democracia colombiana "salió fortalecida", al hacer suyas las palabras de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el sentido de que los comicios se celebraron "con total transparencia" y por ello "era desproporcionado hablar de algún tipo de fraude".

Respondió así a su mayor rival político, el senador electo Álvaro Uribe, quien ayer, tras conocer los resultados electorales, denunció la compra de votos e incluso que seguidores del uribismo habían sido coaccionados por las FARC, grupo guerrillero con el que el Gobierno de Santos mantiene diálogos de paz en Cuba.