Santos y Maduro acuerdan nueva tasa de cambio para "bonanza comercial"

El presidente de Colombia y su par venezolano impulsaron una batería de medidas económicas en su encuentro en Cartagena de Indias, en el que hablaron además del proceso de paz.
Nicolás Maduro (i) y Juan Manuel Santos (d), hoy en la rueda de prensa en Cartagena
Nicolás Maduro (i) y Juan Manuel Santos (d), hoy en la rueda de prensa en Cartagena (AFP)

Cartagena

Los presidentes colombiano, Juan Manuel Santos, y venezolano, Nicolás Maduro, se prometieron hoy una época de bonanza comercial con el impulso de una batería de medidas económicas que se fundamentarán en una nueva tasa de cambio para las transacciones entre Colombia y Venezuela.

La ciudad colombiana de Cartagena (norte) fue el escenario del cuarto encuentro entre ambos mandatarios, que se resguardaron en un hotel de la protesta ciudadana que en las primeras horas de la mañana se desarrolló en el centro en contra de la visita. Pese a que inicialmente se presentó como un cónclave contra el contrabando fronterizo, la reunión llegó hasta la raíz del intercambio económico entre ambos países al comprometerse a crear un nuevo sistema comercial basado en una tasa de cambio alternativa.

A partir de ahora ambos países realizarán sus intercambios comerciales en moneda local, y el sistema cambiario para homologar esas cantidades no tendrá como referencia el dólar, según explicaron los presidentes, sino una nueva tasa que será fijada por el Gobierno venezolano y que aún está por definir.

"Lo único que queda por determinar es el tipo de cambio a que se van a hacer transacciones en moneda local, es decir, bolívares con pesos, pero los excedentes deben ser convertidos a una moneda internacional", afirmó Santos en su intervención. En palabras del presidente venezolano, se trata de impulsar un "proceso de fortalecimiento" del comercio bilateral a partir del pago en moneda local.

Al término de la declaración de ambos mandatarios, el ministro de Interior de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, y el de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, escenificaron la firma del convenio. Su contenido apunta que esta nueva tasa regirá también para las remesas que los más de dos millones de colombianos que residen en Venezuela envían a su país de origen, y que se han reducido como consecuencia de la crisis económica venezolana.

Y es que el sistema preferencial tradicional que disfrutaron, y que fijaba el cambio en 6.3 bolívares por dólar, pasó a principios de año a aplicarse a medicamentos y productos básicos, y como consecuencia a las remesas se les fijaron sistemas muchos menos ventajosos, que cambiaban a 11 o hasta 50 bolívares por dólar. No obstante, desde el gobierno colombiano especificaron que aún se desconoce a cuál de estos tres sistemas estará más próxima la nueva tasa.

Asimismo, los acuerdos económicos entre ambos países incluyen la revisión del pago a proveedores colombianos por parte del Ejecutivo de Maduro, que adeuda una cantidad aproximada de 300 millones de dólares, afirmó el ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, tras la reunión bilateral. Para certificar que esta y otras medidas económicas se cumplen, Maduro anunció reuniones periódicas entre los gobiernos de Colombia y Venezuela.

"Hemos aprobado crear una mesa económica de trabajo permanente, (...) para que mensualmente se reúnan en Colombia o Venezuela y revisemos, como decimos los venezolanos 'al pelo' el cumplimiento de cada política aprobada en el campo de la economía", aseguró. El otro gran acuerdo firmado fue el convenio de acuerdo sobre el transporte internacional de carga y transporte de pasajeros y carga por carretera, que se espera favorezca el intercambio de productos.

Respecto al contrabando fronterizo, sobre el que ambos países trazaron un plan el pasado febrero, Santos y Maduro se comprometieron a fortalecer la integración de los servicios de inteligencia, sobre todo en el aspecto financiero. "Vamos a trabajar juntos, las dos entidades, para ir detrás del dinero de estas mafias que están alimentándose del contrabando", declaró Santos, en tanto que Maduro especificó que este "plan de choque" atacará todas las estructuras de esta actividad ilegal.

En otros apartados, actualizaron el desarrollo de diversas infraestructuras, como el puente de Tienditas, entre el estado venezolano de Táchira y Norte de Santander (Colombia), que Santos espera tener finalizado para julio de 2015. Además, Venezuela se comprometió a suministrar alimentos básicos subsidiados a indígenas Wayúu residentes en el departamento colombiano fronterizo de La Guajira, donde se viven con especial intensidad los efectos de la sequía que azota el norte de Colombia.

Este plan se desarrollará de forma indefinida y beneficiará, según Santos, a hasta 180 mil personas. El encuentro finalizó con las palabras de Maduro en apoyo al proceso de paz del Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y sobre el que prometió su "total compromiso" para ayudar en lo que sea necesario.

Los mandatarios volverán a encontrarse en apenas seis días, el próximo 7 de agosto, cuando Maduro asista a la investidura de Santos para el periodo 2014-2018.

Mientras, el expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe hizo hoy nuevas críticas a la visita de Maduro, al considerar que mientras habla de paz promueve la violencia, protege a las FARC y persigue a la oposición. Uribe, senador del Centro Democrático, es el más férreo opositor del presidente Juan Manuel Santos.

"Maduro viene a hablar de paz en Colombia pero allá promueve el asesinato, alberga secuestradores, protege a las FARC y persigue a Leopoldo López, a María Corina Machado y a otros disidentes como los alcaldes de varias ciudades venezolanas, hoy encarcelados", manifestó el ex presidente durante una visita al departamento de La Guajira, fronterizo con Venezuela, que padece una fuerte sequía.

Uribe, que fue presidente entre 2002 y 2010 y al final de su segundo mandato mantuvo duros enfrentamientos con el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, subrayó que Maduro alberga en su país a "terroristas", que es el término que utiliza para referirse a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El senador opinó que el mandatario venezolano "promueve la violencia y oprime las libertades", y agregó: "Por eso nosotros no estamos de acuerdo con él". Cerca de medio centenar de colombianos, en su mayoría del Centro Democrático, hicieron una protesta hoy en el centro histórico de Cartagena contra la visita de Maduro.

El Centro Democrático ya había criticado el pasado miércoles en en comunicado la visita del mandatario venezolano y su reunión con Santos.