Sancionan al jefe militar de Xianjiang tras atentado en Pekín

Peng Yong, designado en julio de 2011 comandante de la región militar de Xinjiang, fue destituido como miembro del comité permanente del Partido Comunista chino.

Pekín

El Partido Comunista chino apartó de sus filas al comandante militar de Xinjiang tras el atentado cometido el lunes en la plaza Tiananmen de Pekín, atribuido a miembros de la minoría uigur de esta región.

Peng Yong, designado en julio de 2011 comandante de la región militar de Xinjiang, fue destituido como miembro del comité permanente del Partido Comunista chino (PCC) de Xinjiang, indicó el Diario de Xinjiang en un breve artículo.

Al perder su cargo en el PCC de Xinjiang, se espera que el general Peng pierda también sus responsabilidades militares en la región, de mayoría musulmana.

La destitución, por razones no precisadas, se produce seis días después de un atentado en la plaza Tiananmen que supone un fracaso para el enorme aparato chino de seguridad.

En Xinjiang hubo enfrentamientos en abril, junio y agosto de 2013 que dejaron decenas de muertos.

Según la policía china, tres uigures de Xinjiang embistieron el lunes la entrada de la Ciudad Prohibida de Pekín con un coche cargado de bidones de gasolina. El ataque dejó dos muertos, además de los tres ocupantes del coche, y 40 heridos.

Según la televisión pública china, en el atentado, de momento no reivindicado, participaron ocho "terroristas" que llevaban cuchillos tibetanos y 400 litros de gasolina.

Según el jefe del aparato de seguridad chino, Meng Jianzhu, el ataque tuvo el apoyo de un grupo separatista, el Movimiento Islámico del Turkestán Oriental.

Las autoridades no han ofrecido ninguna prueba para apoyar esta afirmación, que suscita muchas dudas entre los expertos, dado el carácter "casero" del ataque y la inexistencia de un bastión islámico extremista en China.

Para las organizaciones uigures, estas afirmaciones son meros pretextos para justificar más represión en región.

Según la policía, los tres ocupantes del coche eran miembros de la misma familia: el conductor Ousmane Hassan, su madre y su esposa.

En un comunicado transmitido este domingo a la AFP, la radio estadounidense Radio Free Asia (RFA) aseguró que el conductor podría haber actuado por venganza personal.

La radio, que dice apoyarse en dos fuentes anónimas uigures, afirma que el hombre perdió a un miembro de su familia en unos enfrentamientos de carácter étnico ocurridos en 2009 en Urumqi, capital de Xinjiang. También habría perdido a un hermano menor en un accidente de carretera.

La AFP no pudo confirmar estas informaciones, aunque la radio, financiada por el Congreso de Estados Unidos, tiene buenos contactos entre la población de Xinjiang.

El líder del Partido Comunista Chino en Pekín, Guo Jinlong, llamó por su lado a "aprender la lección" del atentado, en un artículo publicado el domingo por el Diario de Pekín, el órgano oficial del partido en la capital.

Guo pidió que se identifique "los eslabones débiles" de la seguridad en la capital.

El responsable dijo que "la prevención draconiana de los ataques terroristas violentos debe formar parte de la misión de mantenimiento del orden".

Xinjiang es una inmensa región autónoma situada en los confines occidentales de China y con regularidad se ve sacudida por desórdenes que las autoridades imputan generalmente a "terroristas" y "separatistas".