Sanciona EU a Corea del Norte por el ciberataque

La Casa Blanca anuncia penalizaciones al régimen y a funcionarios de Kim Jung-un en respuesta a la amenaza de Pyongyang contra la empresa Sony.
La cinta "The Interview" ha recaudado ya más de 18 millones de dólares.
La cinta "The Interview" ha recaudado ya más de 18 millones de dólares. (Kevork Djansezian/Reuters)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer nuevas sanciones contra funcionarios y entidades gubernamentales de Corea del Norte como respuesta al ciberataque contra Sony, que a su vez se atribuye a una represalia de Pyongyang por una película norteamericana que se mofa del líder Kim Jong-un.

“Esta orden no va dirigida al pueblo de Corea del Norte, sino que está destinada al gobierno de Corea del Norte y a sus actividades que amenazan a los Estados Unidos y a otros”, indicó Obama en una carta enviada a los líderes de la Cámara baja y el Senado de EU.

Obama justificó la decisión al asegurar que “no podemos tener una sociedad en la que cualquier dictador puede empezar a imponer censura aquí en EU”.

“Se trata de la primera parte de nuestra respuesta”, advirtió la Casa Blanca.

En una conferencia telefónica para explicar esta nueva ronda de sanciones, altos funcionarios de Washington reconocieron  que los individuos sancionados “no estaban directamente implicados” en el ciberataque a Sony, pero ofrecían apoyo al gobierno norcoreano.

“Aunque el FBI continúa su investigación del ataque contra Sony Pictures Entertainment (SPE), estos pasos subrayan que emplearemos un amplio abanico de herramientas para defender las empresas y ciudadanos estadunidenses, y responderemos a los intentos de socavar nuestros valores o amenazar la seguridad nacional”, expresó Jack Lew, secretario del Tesoro, al dar detalles de las sanciones.

Los diez funcionarios del gobierno norcoreano, que no habían sido sancionados antes, verán congelado el patrimonio que puedan tener bajo jurisdicción estadunidense y se les prohibirá el acceso al territorio de este país, informó el Departamento del Tesoro.

Obama prometió el mes pasado que daría una respuesta “proporcionada” al ataque sufrido el pasado 24 de noviembre por Sony, que la Casa Blanca atribuye a Corea del Norte y que cree que fue en respuesta a The Interview, una comedia sobre un complot estadunidense para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-un en la que se le caricaturiza.

Las tres entidades sancionadas por Washington son la Oficina General de Reconocimiento (RGB, en inglés), la Corporación de Comercio para el Desarrollo de Minas (KOMID) y la Corporación de Comercio Tangun de Corea, informó el Tesoro.

RGB es “la principal organización de inteligencia de Corea del Norte” y canaliza “muchas de las operaciones cibernéticas” del país, además de estar implicada en “una serie de actividades para incluir comercio de armas convencionales prohibidas por numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad” de la ONU.

Por su parte, KOMID es “el principal comerciante de armas y exportador de bienes y servicios relacionados con misiles balísticos y armas convencionales” del país; mientras que la Corporación Tangun proporciona “materias primas y tecnologías para apoyar la investigación de defensa” de Corea del Norte, precisó el Tesoro.

Después de que las principales salas de cine del país rechazaran el filme por temor a sufrir un atentado, Sony anunció el 17 de diciembre la cancelación del estreno de The Interview, previsto para el 25 de ese mes. Sin embargo, varios cines independientes se ofrecieron a proyectar la cinta el día de Navidad y Sony decidió autorizar el estreno.

Los espectadores, estimulados por la controversia, acudieron a las salas o la descargaron de plataformas digitales en su primera semana y dejaron una recaudación de 18 millones de dólares, de acuerdo a Sony.

BODA EN EL GOBIERNO

La hermana menor del líder norcoreano portó un anillo de boda en unas fotografías publicadas ayer y se especula que se habría casado con el hijo del número dos del régimen.

En las fotos del líder, Kim Jong-un, y su hermana Kim Yo-jong, tomadas durante una visita a un orfanato de Pyongyang el 1 de enero, se ve a ésta, que tendría 27 años, con una alianza en el dedo anular de la mano izquierda. Según funcionarios chinos citados por la agencia surcoreana Yonhap, Kim Yo-jong se casó a fines del año pasado con un hijo del vicemariscal Choe Ryong-hae.

Choe tiene dos hijos y una hija. Según una fuente citada por Yonhap, la hermana de Kim Jong-un contrajo matrimonio con el más joven de los dos varones, Choe Song, que tendría poco más de 30 años.

Según los analistas, Kim Yo-jong está cobrando una influencia creciente en el país, gobernado actualmente por la tercera generación de los Kim. (AFP/Seúl)