Salvadoreños acuden a las urnas a elegir presidente

Exguerrilleros buscan mantenerse en el poder con su candidato, Salvador Sánchez Cerén, ante Norman Quijano, aspirante de la conservadora Arena.

San Salvador

Casi cinco millones de salvadoreños se alistan para elegir hoy a su nuevo presidente entre cinco candidatos, aunque las principales opciones son un ex comandante guerrillero y un odontólogo que libran una nueva pugna entre izquierda y derecha que podría dirimirse en una segunda vuelta.

El actual gobernante, Mauricio Funes, y el titular del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Eugenio Chicas, hicieron ayer llamamientos por separado para que los salvadoreños vayan a votar, y afirmaron que el proceso será seguro y transparente.

Estos comicios incluyen las novedades del voto residencial en los 262 municipios del país, tras una aplicación gradual desde 2006 y que impide grandes desplazamientos para los votantes, mientras que 10,337 salvadoreños votarán por primera vez desde el exterior, por la vía postal, informó Elena Cerna, portavoz del TSE.

Con un total de casi tres millones de salvadoreños residiendo en el exterior, 2.5 millones de ellos en Estados Unidos, las autoridades electorales reconocen que hay un escaso número de inscritos para votar a través de esta modalidad.

El presidente del TSE aseguró que la “transmisión (de resultados) será efectiva” desde todos los lugares de votación hacia el centro de cómputo en San Salvador.

De los cinco candidatos a la presidencia, Salvador Sánchez Cerén, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), y Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), figuran entre los favoritos, como representantes de rivales históricos.

Pero ninguno de los dos alcanzaría el 50 por ciento más uno necesario para triunfar este día, según los últimos sondeos, por lo que las encuestas vaticinan que el sucesor de Funes saldrá en una segunda vuelta.

Sánchez Cerén, actual vicepresidente del país, fue comandante del FMLN durante la guerra civil (1980-1992), mientras que Quijano, un odontólogo, fue alcalde de San Salvador desde 2009 hasta la actualidad tras haber sido diputado por Arena.

Funes llamó ayer a toda la población apta para votar a acudir a las urnas y sufragar por la mejor “opción”.

“Vayan a votar, hemos desplegado suficientes policías y militares para garantizar tranquilidad y seguridad en las votaciones”, manifestó Funes en su programa sabatino de radio, “Conversando con el Presidente” y agregó que el ejercicio del sufragio se facilitará por la modalidad del voto residencial.

“No se queden en casa; estas elecciones son seguras y confiables, son más cercanas gracias al voto residencial, son transparentes”, reafirmó por su parte Eugenio Chicas.

De este modo, el FMLN buscará ganar su segundo período consecutivo de la mano de Sánchez Cerén, de 69 años, mientras que Quijano, de 67 años, intentará recuperar el poder que Arena perdió en 2009 ante la antigua guerrilla, luego de 20 años consecutivos en el gobierno.

Entre sus últimas actividades antes de los comicios, Sánchez Cerén se reunió ayer en privado con políticos latinoamericanos invitados por el FMLN, entre ellos, los ex presidentes de Panamá, Paraguay y Honduras, Martín Torrijos, Fernando Lugo y Manuel Zelaya, respectivamente.

Mientras, Quijano visitó ayer a voluntarios de su partido que trabajan en la preparación de alimentos y logística para la jornada electoral.

En tercer lugar en las encuestas, y con menos posibilidades, está el ex presidente Elías Antonio Saca (2004-2009), candidato del movimiento Unidad, integrado por varios pequeños partidos conservadores.

Los otros dos candidatos presidenciales son: Óscar Lemus, del partido Fraternidad Patriota Salvadoreña, y René Rodríguez, del Partido Salvadoreño Progresista, ambos minoritarios y que no alcanzan ni el uno por ciento de la intención de voto, según los sondeos.

La seguridad y transparencia de las próximas elecciones estará garantizada por al menos 39,648 personas de diferentes entidades del Estado, entre ellos, unos 22,500 policías, 3,500 militares y 13,648 bomberos.

Además, unos 4,997 observadores verificarán estás elecciones, de los cuales 1,978 son extranjeros y 3,019 nacionales, según el TSE.

“Terrorismo de estado”

-La búsqueda policial contra el ex mandatario salvadoreño Francisco Flores, investigado por un presunto desvío de donaciones, es “terrorismo de Estado”, aseguró ayer a la prensa el presidente de su partido, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Jorge Velado.

“Mandar a buscar a un ex presidente de la República de esa manera, es terrorismo de Estado”, declaró en referencia a la acción contra Flores, cuyo paradero se desconoce.

El presidente de ARENA dijo que se lanzó esa operación contra el ex mandatario como si “fuera un asesino” y reclamó a las autoridades por no ocupar “esa fuerza para ir a defender” a los salvadoreños de las pandillas que operan en el país.

Flores gobernó con el hoy opositor ARENA, de 1999 a 2004 y debe comparecer ante una comisión del parlamento salvadoreño por el destino de unas donaciones de Taiwán de diez millones de dólares que él recibió entre 2003 y 2004, según reiteradas denuncias del actual presidente, Mauricio Funes, del izqueirdista FMLN.

 

Claves

Desde temprano

-4.9 millones de electores están llamados a las urnas, que abrirán a las 07:00 locales y cerrarán a las 17:00, para elegir al nuevo gobernante para el mandato 2014-2019, que comenzará el primero de junio.

-Habrá 1,591 centros de votación, donde se instalarán 10,424 juntas receptoras de votos. Los resultados preliminares se conocerán hacia las 22:00 locales.

-Salvador, que vivió una guerra civil que dejó más de 75 mil muertos entre 1980 y 1992, tiene como un pilar las remesas (3,969 millones de dólares en 2013, 15.9% del PIB) que envían los salvadoreños residentes en EU.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]