Samper asume liderazgo de Unasur enfocado en el crimen

"El mayor problema de la región es la inseguridad ciudadana", afirmó el ex presidente de Colombia al asumir hoy en Caracas la secretaría general de la Unión Suramericana de Naciones.
Ernesto Samper, durante su asunción hoy como secretario general de Unasur en el palacio de Miraflores, en Caracas
Ernesto Samper, durante su asunción hoy como secretario general de Unasur en el palacio de Miraflores, en Caracas (AFP)

Caracas

El ex presidente colombiano Ernesto Samper Pizano asumió hoy la secretaría general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), resaltando que la criminalidad urbana debe estar en el centro de la agenda política del bloque.

Samper, quien recibió el cargo del venezolano Alí Rodríguez Araque, afirmó que "el mayor problema de la región es la inseguridad ciudadana. El ciudadano no se siente seguro por los mayores índices de criminalidad urbana, índices de homicidios. De 50 ciudades latinoamericanas, 32 son inseguras", alertó.

En el acto de traspaso de mando, realizado en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, junto al presidente venezolano Nicolás Maduro, Samper también indicó que "la misión fundamental de Unasur sigue y seguirá la preservación de Sudamérica como un oasis de paz en medio de la conflagración planetaria que estamos viviendo".

Al respecto, citó las diversas "guerras religiosas, étnicas, territoriales, y rezagos de la Guerra Fría" que se ven a nivel internacional. El ex mandatario colombiano (1994-1998) también se refirió al conflicto colombiano, aprobando que haya un "reconocimiento" de los "alzados en armas por causas económicas y sociales" y no que se les califique como terroristas.

En ese ámbito, alabó la mediación de Venezuela, Chile, y en particular de Cuba, país al que se refirió como un "hermano mayor" de la Unasur. Por su parte, Maduro rememoró el desarrollo del bloque durante la última década, y agradeció especialmente el respaldo de Unasur a los resultados electorales que lo declararon vencedor en la controvertida carrera presidencial de abril de 2013 ante el opositor Henrique Capriles.

También resaltó la participación de los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador en el fallido diálogo con la oposición venezolana en el primer semestre de 2014, cuando violentas manifestaciones contra su gobierno dejaron 43 muertos en varias ciudades del país.

Además, Maduro llamó a la Unasur a tener "beligerancia" frente a la actuación de los denominados "fondos buitres" en el litigio desatado sobre la deuda soberana de Argentina. La ceremonia de traspaso de mando estuvo encabezada por Maduro y por Dési Bouterse, presidente de Surinam y titular pro tempore de la Unasur.