Saladino, enclave geográfico, económico, energético e histórico de Irak

La provincia, cuya capital es Tikrit, en disputa entre las fuerzas iraquíes y del Estado Islámico es la primera productora de trigo y acoge la mayor refinería de petróleo del país árabe.
Combatientes gubernamentales iraquíes celebran en Tikrit su avance ante el Estado Islámico
Combatientes gubernamentales iraquíes celebran en Tikrit su avance ante el Estado Islámico (AFP)

Bagdad

Saladino se caracteriza por su importancia estratégica al limitar con otras siete provincias y porque es la primera productora de trigo del país, además de acoger la mayor refinería de petróleo de Irak y albergar la tumba del fallecido expresidente iraquí Sadam Husein.

Limita con las provincias de Nínive (noroeste), Kirkuk (norte), Diyala (este), Al Anbar (oeste) y las kurdas de Sulaimaniya (noreste) y Erbil (noroeste), además de la capital Bagdad (sur), por lo que en un conflicto armado, conquistar Saladino, puede garantizar la seguridad a las otras siete.

El eventual control de esta provincia y su capital, Tikrit, por parte de las autoridades iraquíes cortaría las rutas de traslado de grupos armados entre Al Anbar (oeste), Nínive (noroeste) y zonas del sur y oeste de Kirkuk (norte).

Económicamente también tiene un importante valor estratégico, ya que esta provincia es la primera productora de trigo, por lo que proporciona más del 20 por ciento del total de cereales de Irak. El año pasado cosechó más de 400 mil toneladas.

Además, en ella está ubicada la refinería de Biyi, la mayor del país, que se ocupa de alrededor de 250 mil barriles diarios de crudo, que es suministrado desde los yacimientos de Kirkuk mediante oleoductos.

Por otro lado, Saladino es el lugar de nacimiento del fallecido presidente iraquí Sadam Husein, en la aldea de Al Ouya, a unos diez kilómetros al sur de la ciudad de Tikrit, en la que además se encuentra su tumba, que es frecuentada por sus seguidores. La provincia lleva el nombre del destacado conquistador kurdo musulmán Saladino, ya que nació en Tikrit en el año 1,138.

En sus 25 mil kilómetros cuadrados del total de los 334 mil de la superficie total de Irak, posee vestigios arqueológicos cuya construcción se remonta a unos dos mil años a.C. Entre estos, destacan iglesias que datan del siglo I d.C, ruinas del imperio asirio, como la ciudadela de la zona de Al Sherqat, construida alrededor del año dos mil a.C.

Asimismo, en Saladino se encuentran los importantes santuarios chiítas de los imanes Ali al Hadi y Al Hasan Al Askari, en la ciudad de Samarra; y el del imán Mohamed bin Ali Al Hadi, en la localidad de Al Balad.

Alrededor del 80 por ciento de su población -1'400,000 habitantes- son árabes sunitas, mientras que el resto se reparte entre kurdos, turcomanos y chiítas. Todos estos grupos tienen representación en el Parlamento provincial.