¿El fantasma de la Guerra Fría recorre Europa?

El ministro de Relaciones Exteriores alemán acusó a Putin de actuar como un reflejo de la Guerra Fría; luego de que Vladimir Putin declarara que sumaría más armamento a su arsenal nuclear este año.
Vladimir Putin, hoy en la rueda de prensa con el presidente finlandés, Sauli Niinisto, en la residencia de Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú
Vladimir Putin, hoy en la rueda de prensa con el presidente finlandés, Sauli Niinisto, en la residencia de Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú (AFP)

Moscú

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier,  acusó al presidente de Rusia, Vladimir Putin, de actuar como un reflejo de la Guerra Fría, luego de que Rusia declarara que sumaría más armamento a su arsenal nuclear este año.

Rusia acusó el miércoles a la OTAN de revivir el fantasma de la Guerra Fría al aproximarse a sus fronteras y buscar un cambio del equilibrio estratégico de poder, mientras que Alemania aseguró que el anuncio de Moscú de potenciar sus armas nucleares es una reacción al estilo soviético.

Los lazos entre Rusia y Occidente han tocado mínimos por Ucrania y las últimas acusaciones llegan después de que Moscú dijo que reforzará su arsenal nuclear en respuesta a los planes de Washington de llevar equipamiento militar al este de Europa.

"No es Rusia la que está acercándose a las fronteras de alguien. Es la infraestructura militar de la OTAN la que está acercándose a los límites de Rusia", dijo el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov.

"Todo esto (...) fuerza a Rusia a tomar medidas para salvaguardar sus propios intereses, su propia seguridad", agregó.

Peskov dijo que Occidente había acudido cada vez más a una retórica "poco constructiva y confrontativa" al estilo de la Guerra Fría.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, acusó al presidente Vladimir Putin de "ostentación de poder" el martes después de que el líder ruso dijo que Moscú sumaría más de 40 misiles balísticos intercontinentales a su arsenal nuclear este año.

El miércoles, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, acusó a Putin de actuar como un reflejo de la Guerra Fría.

Rusia y Occidente se acusan mutuamente de poner en peligro la seguridad internacional y el último episodio se suma a las tensiones por Ucrania, donde rebeldes respaldados por Rusia tomaron territorio en el este después de que Moscú anexó Crimea de Kiev a principios del 2014.

Ministros de Relaciones Exteriores de Rusia, Francia, Alemania y Ucrania se reunirán en París el 23 de junio para discutir el conflicto en el este de Ucrania, donde un cese al fuego de cuatro meses logró controlar los enfrentamientos a gran escala pero no pudo impedir enfrentamientos mortales diarios.

El principal asesor en política exterior de Putin dijo el miércoles que Rusia no sería arrastrada a una carrera armamentística con Occidente porque esto dañaría su economía.