Rusia aprueba ley de amnistía que podría beneficiar a Pussy Riot y Greenpeace

El texto, adoptado con los votos de 446 diputados de 450 en la cámara baja del Parlamento, ha decepcionado a los grupos defensores de los derechos humanos, aunque podría conceder la libertad a las ...
Los activistas de Greenpeace (i-d) Alex Harris y Phil Ball, Faiza Oulahsen y Camila Speziale se abrazan en San Petersburgo tras conocer la amnistía
Los activistas de Greenpeace (i-d) Alex Harris y Phil Ball, Faiza Oulahsen y Camila Speziale se abrazan en San Petersburgo tras conocer la amnistía (EFE)

Moscú

Los diputados rusos aprobaron el miércoles la ley de amnistía que podría aplicarse a las integrantes del grupo punk Pussy Riot y a los activistas de Greenpeace, pero no al opositor Mijail Jodorkovski. El texto, presentado por el Kremin el 9 de diciembre, fue adoptado con los votos de 446 diputados de 450 en la Duma (cámara baja), en última lectura. El mismo es mucho más restrictivo que el que había sido propuesto por el Consejo de Derechos Humanos al presidente, y sólo podría aplicarse a unas 25 mil personas, según responsables parlamentarios. En Rusia hay casi 700 mil detenidos.

"Esta amnistía no tiene nada que ver con lo que nosotros propusimos", declaró a la AFP la presidenta del grupo Helsinki de Moscú, Liudmila Alexeva. "Nosotros propusimos una amplia amnistía (...) que hubiera permitido liberar a cientos de miles de personas. Nosotros queríamos también que todos los presos políticos fueran liberados", destacó.

Ese texto prevé amnistiar a las personas condenadas a penas inferiores a cinco años de prisión, sobre todo por "vandalismo", el cargo aplicado a las integrantes del grupo Pussy Riot, y por el cual son juzgados los 30 tripulantes --26 de los cuales extranjeros-- del barco de Greenpeace inspeccionado en septiembre en el Mar Ártico. Igualmente da la prioridad a categorías como los menores de edad y los mayores de 60 años, las madres de hijos menores --es el caso de las dos integrantes de Pussy Riot--, los minusválidos, los policías y los militares.

Las dos integrantes de Pussy Riot, encarceladas desde hace casi dos años, podrían salir en libertad esta misma semana en virtud de la amnistía general que entró en vigor hoy, aseguran en su entorno. En el caso de Nadezhda Tolokónnikova, las autoridades penitenciarias de la región de Krasnoyarsk (donde cumple condena) disponen de todos los documentos para dejarla en libertad, aseguró a la agencia Interfax su marido, Piotr Verzílov, que ya ha viajado a la prisión para esperar a su mujer.

"La administración penitenciaria de Krasnoyarsk está formalizando todos los documentos y los consensúa con la fiscalía. Creo que si no es hoy, (la puesta en libertad) será en los próximos días. Sería razonable que fuera antes de que termine la semana", dijo Verzílov a la agencia Interfax. Poco antes, la portavoz del Servicio Federal Penitenciario (SFP) ruso en Krasnoyarsk, Yekaterina Brotsman, recordaba que para confirmar que Tolokónnikova puede beneficiarse de la amnistía aprobada ayer por el Parlamento "se requiere una serie de documentos".

En el caso de la integrante de Pussy Riot, que puede ser amnistiada tanto por el delito por el que fue condenada (gamberrismo) como por ser madre de un menor de edad, uno de tales documentos podría ser una copia del certificado de nacimiento de su hijo. "Todos los documentos ya están en el expediente de Nadezhda. Tanto la copia compulsada del certificado de nacimiento del niño como una serie de otros papeles necesarios. Además, creo que el SFP no tiene ninguna intención de ralentizar el asunto de la puesta en libertad", apuntó el marido de la condenada.

Mientras, la madre de la otra integrante encarcelada de Pussy Riot, María Aliójina, también ha viajado a la prisión donde cumple condena su hija, en la región de Nizhni Nóvgorod, para esperar su puesta en libertad. "En teoría, ambas chicas podrían salir libres incluso hoy, pero en la práctica depende del tiempo en que estén listos los documentos", explicó la abogada de las dos jóvenes, Irina Jrunova. Insistió, sin embargo, que la administración de la prisión IK-2 de Nizhni Nóvgorod aseguró en una reunión con defensores de los derechos humanos que dilatarán la liberación de Aliójina.

Tanto Tolokónnikova como Aliójina ya han cumplido prácticamente la pena a dos años de prisión que les impuso un tribunal de Moscú por "gamberrismo motivado por odio religioso". Ambas fueron juzgadas junto con una tercera joven, Yekaterina Samutsévich, que quedó en libertad con cargos, tras escenificar una plegaria punk contra Putin y la cúpula eclesiástica rusa en el mayor templo ortodoxo de Rusia. Las autoridades tienen seis meses para dejar en libertad a los amnistiados después de que la medida haya entrado en vigor hoy al publicarse el texto en el periódico Rossiyskaya Gazeta.

El ex magnate del petróleo y crítico del Kremlin Mijail Jodorkovski, que puede ser liberado el año próximo después de purgar diez años de cárcel por estafa y fraude fiscal, aparentemente no se beneficiará de la amnistía.