Rusia critica a Asad por querer ser reelegido en 2014

El Frente Islámico rechaza entrevistarse con enviados estadunidenses, mientras al menos 135 personas han muerto en tres días de ataques aéreos en Alepo.
Los niños, víctimas del conflicto sirio: en la imagen, un niño herido por un tiroteo en Damasco, en el que murieron tres personas, incluyendo otro menor
Un niño herido por un tiroteo en Damasco, en el que murieron tres personas, incluyendo otro menor (EFE)

Moscú, Beirut

Rusia acusó este jueves al presidente sirio Bashar al Asad de crear tensión en su país, por haber declarado que estaba dispuesto a presentarse a la reelección en 2014. "Declaraciones así no hacen más que subir la tensión, y no calman para nada la situación", declaró el viceministro ruso de Relaciones Exteriores Mijail Bogdanov, en una entrevista a la agencia Interfax.

El régimen sirio, en guerra desde 2011 contra una oposición que exige la dimisión del presidente, ha reiterado en varias ocasiones que Asad, en el poder desde el año 2000, tiene derecho a presentarse a la reelección en 2014. El propio Asad, al preguntársele por sus intenciones electorales a fines de octubre, respondió: "No veo ninguna razón por la cual no deba presentarme a la próxima elección".

El embajador estadounidense en Siria, Robert Ford, indicó que el Frente islámico constituido recientemente en Siria rechazó entrevistarse con responsables estadounidenses, en una declaración el miércoles a la televisión Al-Arabiya.

"El Frente islámico rechazó sentarse en la mesa con nosotros, sin darnos razones", declaró Ford un día después de la declaración del secretario de Estado John Kerry en el sentido de que un encuentro de ambas partes era posible.

"Estamos listos a verlos porque hablamos con todos los partidos y grupos políticos en Siria", agregó Ford que hablaba en árabe.

Varias facciones rebeldes se unieron el mes pasado para formar el Frente islámico, coalición no ligada a Al-Qaida, convertida en el más importante de los grupos rebeldes en Siria, con decenas de miles de combatientes.

John Kerry declaró el martes en una conferencia de prensa en Filipinas que "Estados Unidos no se ha entrevistado todavía con el Frente islámico".


Al menos 135 personas, incluyendo a decenas de niños, perdieron la vida desde el domingo en ataques de la aviación siria contra los barrios rebeldes de la ciudad de Alepo (norte), indicó el miércoles el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Estos ataques aéreos continuaban el miércoles en sectores del norte y el este de la antigua capital económica de Siria, y también dejaron heridos.

El balance más elevado se registró el domingo, en el primer día de esta ofensiva aérea contra los insurgentes en los sectores controlados por los rebeldes, con 76 personas muertas, incluyendo a 28 niños, en seis barrios, según el OSDH, que se basa en una gran red de fuentes civiles, médicas y militares.

El martes, 39 personas entre las cuales había por lo menos ocho niños perdieron la vida en estos bombardeos, llevado a cabo en su mayor parte con "barriles de explosivos" lanzados desde aviones y helicópteros militares.

El OSDH no precisa si esos balances incluyen a insurgentes.

Médicos sin Fronteras (MSF) también señaló más de cien personas muertas a causa de barriles con explosivos tirados desde helicópteros, precisando que varios hospitales, que ya carecían de medios, estaban superados por la afluencia de víctimas.

Según el OSDH y militantes, el ejército utiliza "barriles de explosivos" cubiertos de hormigón y llenos de TNT "para causar el máximo de destrucción y de muertos".

Una fuente de la seguridad siria desmintió la utilización de barriles, mientras que otra indicó que el ejército prefería emplear esos barriles en lugar de misiles, que son más caros.

Según la oposición siria, "esos ataques sistemáticos contra Alepo demuestran que el régimen rechaza toda solución política", a pesar de que una conferencia de paz internacional está prevista en Montreux, Suiza, el 22 de enero.