Rusia dice que Ucrania debe pagar por adelantado por gas

El ministro ruso de Energía, Alexander Novak, anunció que Kiev deberá pagar a partir del 1 de junio por el suministro debido a su saldo pendiente, por valor de miles de millones de dólares.
Una válvula para extraer gas, en el gasoducto ucraniano en una estación de gas cercana a Kiev
Una válvula para extraer gas, en el gasoducto ucraniano en una estación de gas cercana a Kiev (AFP)

Moscú

El ministro de Energía ruso anunció hoy que Ucrania deberá pagar por adelantado, a partir del 1 de junio, el suministro de gas a causa de su saldo pendiente, que asciende a miles de millones de dólares. "Rusia instaura un régimen de prepago para el suministro de gas a Ucrania", anunció el ministro, Alexander Novak, en un comunicado.

Las autoridades de Kiev tenían hasta el miércoles para pagar su deuda de gas de más de 3,500 millones de dólares hacia Rusia, pero hasta ahora Moscú no ha recibido ningún pago, precisó el comunicado. El presidente Vladimir Putin pidió en abril al gigante ruso Gazprom que, por el momento, no exija a Ucrania un pago previo por el gas, en espera de nuevas negociaciones para rebajar la tensión entre los dos países.

Ucrania se niega a pagar el nuevo precio del gas impuesto por Moscú, de casi 500 dólares los mil metros cúbicos, un aumento del 80% desde la destitución a fines de febrero del presidente prorruso Viktor Yanukovich. Esta exigencia de Moscú pone en peligro el suministro de gas a Europa, que transita en parte por territorio ucraniano. EL 15% del gas ruso que va desde Rusia a los 28 países de la Unión Europea pasa por Ucrania.

Ucrania tiene sus arcas vacías y tuvo que pedir 17 mil millones al Fondo Monetario Internacional (FMI) para no declarar una moratoria de deuda. El peligro ahora puede ser que Kiev empiece a tomar gas originalmente destinado a sus vecinos europeos, algo que no dudó en hacer entre 2006 y 2009, en medio de otra guerra de precios con Moscú.

Ucrania recibió el año pasado cerca de 30 mil millones de m3 de gas de Rusia, cerca de la mitad de su consumo total. Europa compró por su parte más de 160 mil millones de m3 de gas ruso en 2013.