Piden Rusia y EU a un alto al fuego parcial en Siria

De cara a la conferencia de paz, que será celebrada a finales de mes en Suiza, el canciller estadunidense, John Kerry, y su par ruso, Serguei Lavrov hicieron el llamado a ambas partes del conflicto.
El secretario de Estado de EU, John Kerry con el emisario especial para Siria, Lakhdar Brahimi, y el cansiller ruso Serguei Lavrov.
El secretario de Estado de EU, John Kerry con el emisario especial para Siria, Lakhdar Brahimi, y el canciller ruso Serguei Lavrov. (AFP)

Ginebra

Estados Unidos y Rusia exhortaron a las partes en conflicto en Siria a un cese al fuego parcial localizado en la ciudad asediada de Alepo, la más afectada por los combates.

De cara a la conferencia para la paz en Siria, que será celebrada en las ciudades suizas de Montreaux y Ginebra los próximos 22 y 24 de enero, los jefes de la diplomacia de Washington y Moscú llamaron a un alto al fuego, en un esfuerzo por allanar el camino a la cumbre.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry; el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov; y el enviado de la ONU y la Liga Árabe, Lakdhdar Brahimi, se reunieron este lunes en París para afinar preparativos para Ginebra 2.

Kerry, Lavrov y Brahimi revelaron en rueda de prensa que también discutieron sobre la posibilidad de intercambio de prisioneros y permitir la expansión del acceso humanitario.

Kerry dijo que tiene la esperanza de que la conferencia prevista para la semana próxima en Suiza sea "el principio del fin" del conflicto que estalló en marzo de 2011.

"Creemos que es posible que el régimen ponga en efecto, antes de Ginebra 2, un cese el fuego, un cese el fuego local si es necesario", manifestó Kerry.

"Un cese el fuego en Alepo enviaría una clara señal de que (las partes) están preparadas para establecer un clima diferente, un escenario diferente para la posibilidad de éxito en Ginebra", sostuvo.

Y en caso de que el gobierno ponga un alto al fuego "la oposición también cumplirá", aseguró Kerry.

Lavrov, por su parte, se refirió expresamente a la grave situación en Ghouta Oriental y a la disposición del gobierno del presidente sirio, Bashar al-Assad, a abrir un corredor humanitario.

Pero el gobierno ha subrayado que esperan "pasos similares por parte de la oposición", afirmó Lavrov.

En el barrio de Ghouta Oriental, en Damasco, al menos unas 160 mil personas se encuentran atrapadas por el conflicto, según la ONU y en total en las zonas sitiadas unas 400 mil.

A su vez Brahimi apoyó la demanda de Kerry y Lavrov en el sentido de lograr un intercambio de prisioneros, el acceso de las agencias humanitarias y al alto el fuego, "incluso un alto el fuego local".

Esas tres acciones, consideró Brahimi, contribuirían a crear un ambiente propicio para las negociaciones de paz.

El gobierno de Damasco confirmó su asistencia a Ginebra 2, sin embargo la Coalición Nacional Siria, que agrupa a la oposición, anunció que decidirá su participación durante el fin semana.

Con respecto a la participación de Irán, Brahimi indicó que si bien la ONU está a favor de la presencia de Teherán en la cumbre, la lista final de participantes será decidida conjuntamente entre Estados Unidos y Rusia.

Brahimi urgió a todas las partes implicadas a mostrar "voluntad, imaginación y creatividad" para ayudar a Siria a resolver sus problemas.

"Si Siria sigue inmersa en este crisis va a afectar a los países vecinos", advirtió.