Alemania y Francia se oponen al envío de armas a Ucrania

Los mandatarios de ambos países viajarán el próximo jueves a Ucrania para aplacar la lucha en dicho país. 
Angela Merkel saluda a los asistentes al congreso de la CDU en Colonia, tras pronunciar su discurso
La canciller alemana Angela Merkel. (AFP)

Kiev

 En una nueva iniciativa para conseguir la paz en el este de Ucrania, los mandatarios de Francia y Alemania anunciaron el jueves que viajarán a las capitales de Ucrania y Rusia con una propuesta para detener los combates. El inesperado anuncio pareció destinado a hacer desistir a Estados Unidos de entregar armas pesadas a Ucrania, a lo que se oponen algunos europeos por temor a impulsar una carrera armamentista.

Las frenéticas iniciativas diplomáticas se proponen aplacar la lucha en el este de Ucrania que amenaza la seguridad europea.

La lucha entre los separatistas apoyados por Rusia y las fuerzas del gobierno ucraniano se reavivó en enero con toda intensidad. Las Naciones Unidas han criticado enérgicamente a ambos bandos por sus cañoneos indiscriminados e instaron a una tregua temporal para poner fin a la lucha que ha matado a más de 5.300 personas desde abril del año pasado.

El presidente francés Francois Hollande señaló que él y la canciller federal alemana Angela Merkel viajarían el jueves a Kiev y el viernes a Moscú con una propuesta "basada en la integridad territorial de Ucrania". Esta sería la primera visita de Merkel a Moscú desde que estalló el conflicto en Ucrania hace un año.

Aunque el primer mandatario francés no mencionó haber consultado a las autoridades estadounidenses sí lo hizo un alto mandatario de su gabinete que prefirió quedar en calidad de anonimato. Por su parte el secretario de estado de Estados Unidos, John Kerry, buscó presentar la nueva iniciativa europea como parte de los esfuerzos occidentales conjuntos en apoyo de Ucrania.

Kerry mencionó que la visita a Kiev de Merkel y Hollande "pone de manifiesto que conjuntamente Estados Unidos, Francia, Alemania y el resto de nuestros socios internacionales nos solidarizamos con Ucrania al pedir a Rusia que tome las medidas que acabo de presentar y de hacerlo sin demora".

El secretario norteamericano llegó a Ucrania para manifestar apoyo al acosado gobierno —junto con 16.4 millones de dólares en ayuda humanitaria— mientras el gobierno de Barack Obama consideraba la posibilidad de enviar armas a Kiev para ayudarle a enfrentar a los separatistas fuertemente armados por Rusia. Obama se ha opuesto a enviar armas a Ucrania, pero fuentes de su gobierno dicen que su posición podría cambiar.

El ministro de relaciones exteriores de Alemania -Walter Steinmeier lo reiteró el jueves diciendo que la situación no mejorará "si despachamos más armas a la región".