Rusia asegura a EU que no cruzará frontera este de Ucrania

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, aseguró hoy a su par estadunidense, Chuck Hagel, que las tropas rusas desplegadas cerca de la frontera occidental rusa solo están realizando ...
Un soldado ruso, ante un cartel de reclutamiento del ejército ucraniano, cerca de un cuartel ucraniano en Perevalnoye, junto a Simferopol, Crimea
Un soldado ruso, ante un cartel de reclutamiento del ejército ucraniano, cerca de un cuartel ucraniano en Perevalnoye, junto a Simferopol, Crimea (AFP)

Washington, Bruselas

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, aseguró hoy al Secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, que las tropas de su país no tienen intención de cruzar la frontera este de Ucrania, frente a la cual están llevando a cabo ejercicios militares. Según indicó en una rueda de prensa el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, Shoigú aseguró que las tropas rusas desplegadas cerca de la frontera occidental rusa solo están realizando maniobras militares y no tienen intención de ocupar otros territorios de mayoría rusohablante dentro de Ucrania.

Hagel llamó a su homólogo ruso por los temores a una escalada militar, después de las informaciones que dieron cuenta de la toma de bases navales ucranias en la península de Crimea, de la muerte a tiros de un militar ucraniano y de las preocupaciones transmitidas por Kiev sobre las intenciones rusas. El jefe del Pentágono "dejó claro que lo que está pasando en Crimea no está ayudando a rebajar la tensión (...) y también fue directo sobre sus preocupaciones en torno a las tropas en el lado ruso de la frontera con Ucrania en el este y el sur; queríamos saber qué ocurre", explicó Kirby.

"El secretario Hagel expresó con firmeza que, ya que las fuerzas rusas controlan la península de Crimea, Rusia será responsable de lo que pase", aseguró el portavoz, quien detalló que la conversación se prolongó durante una hora. Asimismo, el secretario de Defensa transmitió su preocupación por los movimientos de tropas en las cercanías de las fronteras sur y este de Ucrania. "El ministro ruso aseguró que es un ejercicio, que no tienen la intención de cruzar la frontera hacia el interior de Ucrania y que no habrá acciones agresivas (...) Confiamos en que mantengan su palabra", afirmó Kirby.

Por otra parte, el Pentágono confirmó hoy que está estudiando una lista enviada por Ucrania en la que solicita el envío de ayuda militar. Kirby explicó que la lista incluye tanto armamento como otro tipo de asistencia, pero por el momento el Pentágono se está inclinando por ofrecer solo "ayuda no letal", como material médico, uniformes o alimentos instantáneos.

El presidente estadunidense, Barack Obama, se mostró preocupado por las "amenazas" de Rusia sobre las regiones del sur y este de Ucrania, con alta presencia de rusohablantes, al igual que la región autónoma de Crimea, que el pasado domingo aprobó incorporarse a la Federación Rusa, en un referéndum no reconocido internacionalmente. Las potencias mundiales dieron hoy un nuevo paso en la pugna generada por la crisis en Crimea con el anuncio por parte de la Unión Europea y EU de nuevas medidas punitivas contra Moscú, que respondió con sanciones contra responsables estadunidenses.

Obama se encargó de divulgar las nuevas medidas contra funcionarios rusos, ampliando así la lista de once personalidades a las que sancionó el lunes con otras 20 personas, entre ellos "el banquero de (el presidente ruso Vladimir) Putin", el magnate Yuri Kovaltchuk, principal accionista del banco Rossiya. En paralelo, los mandatarios europeos comenzaban una cumbre con la decisión de ampliar la lista de 21 personalidades rusas o crimeas a las que congelaron los bienes y prohibieron visados para viajar a la UE, sin llegar no obstante a apuntar contra los intereses económicos de Moscú.

En el terreno, la tensión siguió aumentando. El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, afirmó que Ucrania respondería "militarmente" a todo intento ruso de anexar las regiones orientales, a lo que Moscú respondió que no tiene intención de atacar el este del país. En Sebastopol, ciudad portuaria de Crimea y base de la flota rusa del Mar Negro, hombres armados abordaron una corbeta ucraniana en lo que el ministerio de Defensa ucranio calificó como un "ataque".

"Rusia debe saber que una mayor escalada sólo la aislará más de la comunidad internacional", dijo Obama en la Casa Blanca al anunciar las nuevas medidas al tiempo que afirmó que el apoyo de Estados Unidos a los aliados de la OTAN es "inquebrantable". Obama también amenazó con sancionar "sectores clave" de la economía rusa en represalia a la anexión de Crimea si Moscú no cambia de comportamiento. Sin embargo, afirmó también que "la diplomacia sigue su curso" entre Estados Unidos y Rusia, y que Moscú aún puede resolver la crisis con una "solución diplomática".

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, podría verse con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, en La Haya al margen de una cumbre sobre seguridad nuclear en la que Obama invitó a sus homólogos del G7 a reunirse el lunes y el martes. Pero hoy, en una conversación telefónica, Lavrov le anunció ya a Kerry que Rusia "no reconsiderará" la anexión de Crimea, que "debe ser respetada". Ante las sanciones de las potencias occidentales, Moscú había permanecido impasible hasta ahora. Pero hoy reaccionó calificando las sanciones de EU como "inaceptables".

"Que no quepa duda: a cada acto hostil responderemos de la manera adecuada", advirtió por su parte la cancillería rusa al anunciar sanciones contra nueve personalidades estadunidenses. La lista rusa incluye a los asesores de Obama, Caroline Atkinson, Daniel Pfeiffer y Benjamin Rhodes, así como a los senadores John McCain, Robert Menendez, Mary Landrieu y Daniel Coats.

El presidente de la Cámara baja de EU, John Boehner, y el senador republicano John McCain se declararon hoy "orgullosos" de estar en la lista de funcionarios sancionados por Rusia, mientras que el senador Bob Menéndez aseguró que "acepta" las sanciones como una muestra de su apoyo a Ucrania. Boehner, McCain y Menéndez forman parte de una lista de nueve políticos de EU sancionados hoy por el Kremlin, en represalia por la misma medida adoptada por Washington esta semana contra personalidades rusas debido a las tensiones en torno a la península de Crimea en Ucrania.

"El presidente (de la Cámara de Representantes) está orgulloso de estar incluido en una lista de aquellos dispuestos a hacer frente a la agresión de (el presidente ruso, Vladímir) Putin", dijo el portavoz de Boehner, Michael Steele, en un comunicado. McCain, uno de los más duros críticos de Rusia en Washington y que la semana pasada lideró un viaje de congresistas a Ucrania, escribió un mensaje muy similar al de Boehner en su cuenta oficial de la red social Twitter.

"Estoy orgulloso de ser sancionado por Putin. Nunca cesaré en mis esfuerzos y mi dedicación a la libertad e independencia de #Ucrania, lo que incluye a #Crimea", indicó McCain. Por su parte, el senador demócrata Menéndez, que preside el comité de Relaciones Exteriores del Senado, señaló en su cuenta de Twitter: "Si defender la #democracia y la soberanía en #Ucrania significa que estoy sancionado por Putin, lo acepto". En la lista de sancionados se encuentran también el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid; la senadora demócrata Mary Landrieu, que preside el comité de Energía de la Cámara alta; y el republicano Dan Coats.

Además figuran tres altos funcionarios de la Casa Blanca: los asesores de Barack Obama Daniel Pfeiffer y Benjamin Rhodes y la asesora adjunta de Seguridad Nacional del presidente de EE.UU., Caroline Atkinson. El impacto de las sanciones rusas no está claro por ahora, dado que se desconoce si esos nueve políticos estadunidenses tenían activos en cuentas extranjeras que puedan ser congelados por Rusia, como sí era el caso de los rusos sancionados por EU, de acuerdo con funcionarios del gobierno de Barack Obama.

En Europa, los 28 decidieron también ampliar su segunda fase de sanciones progresivas aprobadas el 6 de marzo. La primera fue una medida simbólica en la que suspendieron la negociaciones para liberalizar las visas, una discusión que ya llevaba tiempo en punto muerto. En la segunda fase decidieron congelar bienes y prohibir visados a las personalidades vinculadas directamente con la organización del referendo con el que los crimeos se pronunciaron por una secesión de Ucrania.

A esta lista los europeos agregarían una docena de personas, "todas rusas", dijo una fuente diplomática, entre ellas el viceprimer ministro Dimitri Rogozin así como asesores de Putin. La tercera fase, que todavía no se ha activado, consistiría en sanciones económicas y financieras contra Moscú. Los mandatarios llegaron a Bruselas con la idea de estudiarlas por "si hay amenazas".

Sanciones de este tipo podrían aumentar la tensión con un costo seguro para Europa, algo que los países europeos aún no están dispuestos a asumir prefiriendo de momento el diálogo con Moscú. Europa decidirá en esta reunión la suspensión de las relaciones políticas, cancelando la cumbre UE-Rusia prevista para junio, anunció el presidente francés François Hollande.

En Ucrania la tensión no baja. El primer ministro Yatseniuk advirtió "oficialmente" que Kiev "responderá con firmeza incluso con medios militares a cualquier intento de ocupar Ucrania, de hacer avanzar tropas a través de la frontera o de anexionar las regiones del Este u otras".

En tanto, en el puerto de Sebastopol, un grupo de hombres armados abordaron la corbeta ucraniana Ternopil utilizando granadas de estruendo. El portavoz del ministerio de Defensa ucraniano en Crimea señaló que "durante el ataque se escucharon ráfagas de armas automáticas" y añadió que ignoraba la situación de la tripulación de la corbeta. Explicó además que milicias prorrusas y soldados rusos habían bloqueado el acceso a la zona.

Más temprano, el Parlamento ucraniano adoptó una resolución solemne en la que reza que "Ucrania no cesará en su lucha por la liberación de Crimea, por larga y dolorosa que sea". "El pueblo ucraniano no reconocerá nunca la anexión de Crimea", ucraniana desde 1954, añadió el texto, que advirtió que "las fronteras han sido modificadas por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial" por Rusia. Por otra parte, las autoridades ucranianas preparan un plan de evacuación de los militares desplegados en Crimea - más de 20 mil- y de sus familias.