Rusia bloquea en Consejo de Seguridad de ONU pedido de acceso a Homs

Mientras el ejército sirio intensifica los bombardeos sobre la ciudad, la ONU no consigue aprobar una declaración solicitando el acceso humanitario debido a la oposición de Moscú y la FAO denuncia ...
Manifestantes sirios en Kfar Nubul muestran una pancarta contra el régimen de Asad en el que comparan su situación con la actual de Egipto
Manifestantes sirios en Kfar Nubul muestran una pancarta contra el régimen de Asad en el que comparan su situación con la actual de Egipto (AFP)

Nueva York

Las fuerzas del régimen sirio intensificaban los bombardeos en Homs, anunció este viernes la ONU, cuyo Consejo de Seguridad no logra aprobar una declaración solicitando el acceso humanitario a la ciudad, ante la oposición de Rusia.

Moscú continuaba bloqueando esta resolución, que debe ser aprobada por unanimidad de los 15 miembros del Consejo, considerando que hay "dos criterios" opuestos en el texto propuesto por Australia y Luxemburgo. Según Rusia, el proyecto debería también ser extensivo a otras ciudades asediadas por los rebeldes sirios.

Unos cuatro mil civiles han sido tomados como rehenes en la ciudad vieja de Homs, en el centro de Siria, un barrio en el que las fuerzas de Bashar al Asad, apoyadas por combatientes del movimiento chiita libanés Hezbolá, lanzaron un asalto el 28 de junio.

"Según informaciones recién recibidas, el barrio de Al Khaldiya es blanco de intensos bombardeos desde la madrugada. Esos ataques alcanzan ahora toda la ciudad vieja de Homs", declaró este viernes Farhan Haq, un portavoz de la ONU. La Comisionada de derechos humanos de la ONU Navi Pillay está "muy preocupada" por las consecuencias del asalto de las tropas del régimen sobre la población de la ciudad, dijo Haq.

El proyecto de declaración solicita al gobierno sirio que autorice a las organizaciones humanitarias el libre acceso a Homs y permitir la salida de civiles "atrapados" en medio de los combates. Rusia, fiel aliado del régimen sirio, dijo haber presentado otro texto, solicitando el acceso inmediato a Homs y a las ciudades de Nubul y Zahra, enclaves chiítas cercanos a Alepo.

"Lamentamos que nuestras propuestas hayan sido completamente ignoradas", afirma un portavoz ruso en una declaración transmitida a la AFP. "Hay dos criterios distintos en el texto que circulaba el jueves, y no tiene mucho que ver con los problemas humanitarios", agregó, aludiendo a los civiles "retenidos en Homs por grupos terroristas que los usan como escudos humanos".

Desde el inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, Rusia se opone a declaraciones o resoluciones críticas con su aliado sirio, oponiendo incluso su poder de veto a algunas resoluciones.

De otra parte, un informe publicado hoy por la Agencia de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM) revelan que la seguridad alimentaria se deterioró fuertemente durante el último año en Siria, donde la producción agrícola del país seguirá disminuyendo en los próximos doce meses.

"La producción agrícola y el acceso a los alimentos pagaron un alto precio este año", según este informe realizado por la FAO y el PAM tras una misión llevada a cabo sobre el terreno en mayo y junio. "Partiendo de la base de que la crisis continúa, la producción interior durante los próximos doce meses se verá muy comprometida", advirtió el informe.

La misión de la FAO y del PAM establece que las necesidades de importación de trigo ascienden a 1.5 millones de toneladas para el período 2013-2014. La producción actual de trigo es de 2.4 millones de toneladas, es decir un 40% menos que antes del inicio del conflicto.

Además, la producción de aves de corral disminuyó un 50% respecto a 2011.

La inseguridad alimentaria se vio acentuada por el desplazamiento de la población, la interrupción de la producción agrícola, el paro, las sanciones económicas, la depreciación de la moneda local y los elevados precios de los alimentos y la gasolina. El precio medio del trigo se duplicó entre mayo de 2011 y mayo de 2013 en varias regiones del país.

El informe también advierte de los riesgos de epidemia en el ganado debido especialmente a la escasez de vacunas.