Rousseff es reelegida y llama a la “unidad”

La candidata y actual presidenta de Brasil derrota por 51.6% a 48.3% al opositor Aécio Neves, quien anoche reconoció el triunfo de la izquierdista.
La mandataria celebró su victoria junto a su antecesor y mentor político Luiz Inácio Lula da Silva.
La mandataria celebró su victoria junto a su antecesor y mentor político Luiz Inácio Lula da Silva. (Ueslei Marcelino/Reuters)

Brasilia

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reelegida ayer para un segundo mandato de cuatro años, instó al país a la “unidad” tras confirmarse su victoria por un ajustado margen de unos 3 puntos frente al socialdemócrata Aécio Neves, de centro-derecha.

“Insto sin excepción a todas las brasileñas y a todos los brasileños a unirnos por el futuro de nuestra patria y de nuestro pueblo”, declaró Rousseff, quien con 99.9% del censo escrutado tenía 51.63% de votos frente a 48.37% de Neves, quien poco antes había reconocido la derrota.

“No creo sinceramente, del fondo de mi corazón, que estas elecciones hayan dividido el país”, dijo Rousseff en un hotel de Brasilia, arropada por su antecesor y mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, y cientos de militantes y miembros de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT, centro-izquierda).

“Entiendo, sí, que estas elecciones movilizaron ideas y emociones a veces contradictorias, pero movidas por un sentimiento común: la búsqueda de un futuro mejor para el país”, apuntó.

Rousseff también tendió una primera invitación al diálogo a la oposición y manifestó su “esperanza” en que “la energía” que todos los brasileños invirtieron en este proceso sea “un buen terreno para la construcción de puentes”.

En ese contexto, dijo que su primer llamado a los brasileños es “a la unión, a la apertura y a diálogo”, para que “el calor liberado al fragor de la disputa puede ser transformado en energía positiva para un nuevo momento de Brasil”.

Rousseff aseguró que “la palabra más pronunciada en esta campaña (electoral) fue cambio” y que “el tema más invocado fue reforma”, dos puntos que, aseguró, marcarán el rumbo del segundo mandato, que asumirá el 1 de enero de 2015.

Al respecto, garantizó que “la primera y más importante de las reformas” que promoverá será la política, que servirá para mejorar el combate a la corrupción y a la impunidad.

“Tendré un compromiso riguroso con el combate a la corrupción y con el fortalecimiento de los mecanismos de control para acabar con la  impunidad, que es su gran protectora”, declaró la mandataria.

También se comprometió a “promover con urgencia acciones localizadas, en especial en la economía, para retomar el ritmo del crecimiento, continuar garantizando los altos niveles de empleo y asegurar la valorización del salario”.

Para esa tarea pidió la colaboración del sector privado y de los mercados financieros, que apostaron por las políticas económicas más liberales que ofreció Neves.

“Le daremos un nuevo impulso a la actividad económica en todos los sectores, en especial el industrial, y quiero para eso una sociedad con todos los sectores productivos y financieros”, declaró en medio de las ovaciones de sus simpatizantes, con los que celebró su victoria en unas elecciones que calificó de “históricas”.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, fue de las primeras en felicitar, vía Twitter, a Rousseff y escribió: “Victoria de @dilmabr un paso más hacia la consolidación de la Patria Grande”, escribió Fernández y calificó la reelección de “gran victoria de la inclusión social y la integración regional”.

También la administración de Barack Obama saludó su triunfo y ofreció a nombre de Estados Unidos “fortalecer más los lazos” bilaterales.

El resultado confirmó que, como pronosticaban todos los sondeos, la segunda vuelta de los comicios se definió por un ajustadísimo margen y que Brasil sale dividido de las que han sido las elecciones más reñidas de su historia.

Los partidos de oposición ganaron los comicios regionales en nueve de los 14 estados del país, incluyendo plazas importantes como Río Grande do Sul y Brasilia.


 MÉXICO ENVÍA SU FELICITACIÓN

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, felicitó anoche a su par brasileña, Dilma Rousseff, por su victoria en las elecciones de ayer en las que, en segunda vuelta, fue reelecta para un segundo periodo de gobierno en 2015-2018.

“Felicito a la Presidenta Dilma Rousseff @dilnabr por su triunfo en las elecciones que se celebraron en el hermano país de Brasil”, escribió Peña Nieto en Twitter.

Por primera vez en la historia de la nación más grande de América Latina y sexta potencia económica mundial, una mujer es reelecta al frente del gobierno. También, por primera vez en 16 años, otra mujer, Suely Campos, candidata del Partido Progresista (PP) a la gobernación del estado norteño de Roraima, será la única entre los 27 gobernadores del país al lograr 54.85 % de votos sobre el candidato del Partido Socialista (PSB), Chico Rodrigues (45.15 %.
(Agencias/México y Brasilia)