Rousseff libera recursos emergencia a ciudades afectadas por lluvias

Después de sobrevolar el este de Minas Gerais, estado que con Espíritu Santo ha decretado el estado de calamidad pública a raíz de las lluvias que causaron 41 muertos, la mandataria destinó ...
Una pareja sortea una carretera inundada con agua contaminada en Vila Velha, en el estado de Espirito Santo
Una pareja sortea una carretera inundada con agua contaminada en Vila Velha, en el estado de Espirito Santo (AFP)

Brasilia

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció hoy la liberación de recursos de emergencia para los municipios de los estados Minas Gerais y Espíritu Santo que hayan decretado estado de calamidad pública a raíz de las lluvias, que en las últimas semanas se cobraron la vida de 41 personas. El anuncio fue realizado hoy por la mandataria, después de sobrevolar las ciudades del este de Minas Gerais, donde 18 personas murieron desde octubre pasado a raíz de las precipitaciones, y reunirse con el gobernador de Minas, Antonio Anastasia.

Según informó la agencia oficial de noticias ABR, los recursos provendrán de la Defensa Civil nacional y los municipios beneficiados podrán acceder a ellos a través de una tarjeta electrónica con la que podrán pagar pequeños gastos de emergencia, como el arreglo de pequeños puentes o la compra de materiales necesarios para asistir a los damnificados.

"Será una tarjeta sin límites de gastos, pero todo lo que se adquiera con ella estará siendo fiscalizado por el gobierno. Toda compra realizada será informada electrónicamente al organismo responsable. No tiene límites pero será fiscalizada en tiempo real", dijo la presidenta. Por su parte, el gobernador Anastasia dijo que la prioridad absoluta ahora es atender a las víctimas. En un segundo momento, agregó, se realizará un inventario con las obras necesarias para recuperar la infraestructura de los municipios afectados.

"Así tendremos una idea de los valores que serán invertidos en esas obras", indicó. Para sobrevolar la región, Rousseff interrumpió sus vacaciones y viajó desde la base naval de Aratu, en el estado de Bahia, donde permanecerá de licencia hasta el próximo 5 de enero, hasta la ciudad de Governador Valadares, una de las más castigadas por las lluvias.

La acompañaron en el viaje los ministros de Salud, Alexandre Padilha; de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel; de Integración Nacional, Francisco Teixeira; y de Comunicación, Helena Chagas; además del secretario nacional de Defensa Civil, general Adriano Pereira Júnior. Según los últimos datos de la Defensa Civil de Minas, un total de personas fallecieron desde octubre pasado a raíz de las lluvias, 60 resultaron heridas y unas diez mil tuvieron que abandonar sus casas.

Además, 36 ciudades decretaron situación de emergencia, más de siete mil casas resultaron dañadas y 116 quedaron completamente destruidas. El martes, la presidenta realizó un vuelo similar sobre el estado de Espíritu Santo, vecino de Minas Gerais y de Río de Janeiro, en el cual han muerto 23 personas en los últimos diez días, y 61,379 tuvieron que ser evacuadas.

El número de víctimas fatales, proporcionado por la Defensa Civil, fue corregido en la tarde de hoy. Por la mañana, la cifra divulgada había sido de 27. Según explicó el organismo, el cómputo de fallecidos y evacuados se ve dificultado porque existen localidades que se encuentran completamente aisladas por las inundaciones, sin vías de acceso terrestres disponibles, energía eléctrica, agua potable ni comunicación.