Sondeo da vencedora a Rousseff en primera y segunda vuelta

La disputa por la Presidencia de Brasil en los comicios del próximo domingo se calentó hoy con acusaciones de decir mentiras entre la presidenta y su rival, la candidata socialista Marina Silva, ...
 Dilma Rousseff sostiene su casco mientras obreros tratan de fotografiarla durante su visita hoy a las obras del Parque Olímpico, en Río de Janeiro
Dilma Rousseff sostiene su casco mientras obreros tratan de fotografiarla durante su visita hoy a las obras del Parque Olímpico, en Río de Janeiro (AFP)

Sao Paulo

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que aspira a la reelección, sacó quince puntos a su más cercano rival, Marina Silva, en el primer turno de las elecciones del domingo y aparece también vencedora en un eventual balotaje, reveló una encuesta.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), apareció estable con 40% de la intención de voto en un sondeo de Datafolha, divulgado hoy. En la última encuesta, del viernes pasado, la mandataria aparecía con la misma porción de los votos.

Silva (Partido Socialista) perdió dos puntos en cuatro días (de 27% a 25%) y cinco en las últimas dos semanas. Tercero sigue el candidato socialdemócrata Aecio Neves, que no obstante subió de 18% a 20%.

Los resultados coinciden con una encuesta divulgada el lunes por la firma MDA. En un eventual balotaje, la ex guerrillera de 66 años vencería a Silva por 49% a 41%. Ambas candidatas estuvieron hasta el fin de semana empatadas.

Otro sondeo, de la encuestadora Ibope, ubica a Rousseff líder con 39%, ganando un punto respecto a su último sondeo (22/9), seguida por Marina con 25%, que en esta encuesta pierde cuatro puntos sobre el último sondeo del 22 de setiembre. El socialdemócrata Aecio Neves es también tercero con 19%.

Dilma también aparece vencedora en el balotaje en la encuesta de Ibope (42 a 38%), aunque el margen de error (2 puntos) las pone en un empate técnico. En un balotaje contra Neves, Rousseff vencería 50 a 41%, en Datafolha, y 45% a 35% en Ibope.

Silva, una ex empleada doméstica que quiere ser la primera presidenta negra de Brasil, estuvo en la mira de la campaña de Rousseff, que dirigió su artillería en contra de la desafiante. Hoy, Rousseff dijo que los brasileños elegirán entre la "experiencia" o la "aventura".

"El domingo, vamos a la urna y pensar: '¿A quién debo votar? ¿A nosotros para consolidar lo que conquistamos, avanzar y cambiar lo que sea preciso y hacer más, o voy a votar para que Brasil sufra un retroceso?", lanzó.

La mandataria también reiteró su apoyo al desarrollo de las gigantescas reservas descubiertas por la petrolera estatal Petrobras en aguas muy profundas del Atlántico, una actividad que beneficia significativamente al puerto de Santos, y recordó el supuesto rechazo de la ecologista a las fuentes fósiles de energía.

Pero ya en Río de Janeiro levantó el tono y, sin ser interrogada al respecto en una rueda de prensa, acusó a su rival de mentirosa. "Ya que nadie me lo pregunta voy a hacer una última consideración. Creo que un presidente puede equivocarse, porque todos los seres humanos se equivocan, y puede confundirse, pero no puede mentir", dijo la gobernante.

Rousseff recordó así que Silva dijo haber votado en el Senado a favor de un impuesto sobre los cheques para recaudar recursos para la salud, lo que fue desmentido por los propios registros del Congreso.

"Ella dijo ante mí y ante todo Brasil que había votado en favor del impuesto. Y no es verdad. Equivocarse es humano pero mentir es un desvío de carácter", afirmó la mandataria en su más dura crítica a la ecologista en la campaña.

Silva respondió en el mismo tono pocas horas después en un mitin con simpatizantes en Sao Paulo y dijo que no quiere parecerse a "esa gente" que insiste en mentir para manchar su honra.

"Que no me llamen de mentirosa. Mentirosa es quien dice que no sabe que hay robo (desvíos de recursos) en la (petrolera estatal) Petrobras; mentirosa es quien dice que no sabe que hay corrupción en el país", afirmó.

Y Neves, que era el segundo favorito antes del repunte de la ecologista, lideró una marcha en un popular barrio de Río de Janeiro en su esfuerzo por seguir arrebatándole votos a Silva y llegar a la segunda vuelta.

"Nuestra candidatura es la única que crece en esta recta final, y crece de forma consistente en todas la regiones. Recibí los últimos resultados animado. En Sao Paulo, en sólo seis días, crecimos ocho puntos, y ya somos líderes en la región centro-oeste; estamos al frente en los estados del sur y recuperándonos en estados del sudeste como Río de Janeiro y Minas Gerais", afirmó.

La campaña termina el jueves, cuando también habrá un debate en la televisión Globo, la principal del país. La evaluación del actual gobierno también subió: 39% de los consultados por Datafolha y 38% por Ibope consideraron el gobierno excelente-bueno.

La encuesta de Datafolha se realizó este lunes y martes con 7,520 entrevistados en 311 ciudades y un margen de error de 2 puntos porcentuales. Ibope consultó a 3,010 electores en 203 municipios entre el 27 y 29 de septiembre. 

El margen de error de ambas es de dos puntos. Para la segunda vuelta, cada candidato tendrá el mismo tiempo de espacio gratuito en televisión, esencial para llegar al electorado de este país de tamaño continental.

La encuesta, al igual que otras publicadas en los últimos diez días, ha confirmado la fuerte recuperación del apoyo a Rousseff, que se había resentido en las primeras semanas de este mes en favor de Silva, cuya intención de voto llegó a superar en hasta siete puntos la de la mandataria de cara a una posible segunda vuelta.