Rousseff pide solución para activista brasileña de Greenpeace detenida en Rusia

La presidenta brasileña pidió a su canciller, Luiz Alberto Figueiredo, realizar una gestión de alta nivel con Moscú para lograr la liberación de Ana Paula Maciel.
Dilma Rousseff (i) muestra una medalla conmemorativa durante una sesión solemne del Congreso Nacional en homenaje al 25 aniversario de la promulgación de la Constitución, ayer en Brasilia
Dilma Rousseff (i) muestra una medalla conmemorativa durante una sesión solemne del Congreso Nacional en homenaje al 25 aniversario de la promulgación de la Constitución, ayer en Brasilia (AFP)

Río de Janeiro

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pidió hoy a su canciller realizar una gestión de alto nivel ante las autoridades rusas para solucionar el caso de la militante brasileña de Greenpeace detenida en Rusia por supuesta piratería.

"Le solicité al ministro (de Relaciones Exteriores, Luiz Alberto) Figueiredo (que haga) un contacto de alto nivel con el gobierno ruso para encontrar una solución para (el caso de) Ana Paula (Maciel)", anunció la mandataria en su cuenta en Twitter.

La jefa de Estado agregó en otro mensaje en la misma red social que determinó que la cancillería ofrezca "toda la asistencia" posible a Maciel, una de los 30 militantes del Greenpeace detenidos "durante una protesta ambiental".

Según fuentes oficiales, Rousseff abordó el asunto en una reunión que tuvo este jueves con su ministro de Exteriores. "La embajada de Brasil en Moscú está facilitando el contacto de la activista Ana Paula Maciel con su familia en Brasil", informó por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores también en Twitter.

Los 30 activistas de Greenpeace fueron detenidos el 18 de septiembre pasado por haber organizado una protesta contra la explotación petrolera rusa en el océano Ártico, a donde llegaron a bordo del rompehielos [i]Arctic Sunrise[/i].

Los militantes, que intentaron encadenarse a la plataforma petrolífera Prirazlómnaya, están en prisión preventiva acusados de piratería, delito que se castiga en Rusia con 15 años de prisión.

Los tripulantes del [i]Arctic Sunrise[/i] presos también proceden de Rusia, EU, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia. Maciel, una bióloga de 31 años, milita en Greenpeace desde 2006.

En las cartas que envió a su familia por intermedio de diplomáticos brasileños, la activista aseguró haber sido "bien tratada", a diferencia de algunos de sus compañeros. La detención de los miembros del Greenpeace ha generado tensión en las relaciones entre Holanda y Rusia debido a que el [i]Arctic Sunrise[/i] navegaba bajo bandera holandesa.