Rousseff y Silva siguen igualadas en su duelo electoral

Un nuevo sondeo reveló que la presidenta de Brasil y candidata a la reelección saca nueve puntos a su oponente socialista en la primera vuelta del 5 de octubre, pero empataría en la segunda.
Dilma Rousseff habla durante la sesión inaugural de la cumbre del Cambio Climático en las Naciones Unidas en Nueva York
Dilma Rousseff habla durante la sesión inaugural de la cumbre del Cambio Climático en las Naciones Unidas en Nueva York (AFP)

Brasilia

La presidenta brasileña y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, sacó nueve puntos de ventaja en primera vuelta frente a su más cercana rival para las elecciones del 5 de octubre, Marina Silva, aunque ambas siguen empatadas en un posible balotaje, mostró hoy un sondeo.

Una encuesta realizada por la empresa Ibope indica que Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), cuenta para la primera vuelta del 5 de octubre con 38% de las intenciones de voto, dos puntos porcentuales más que en el sondeo precedente (16 de setiembre), frente a 29% de Silva, ecologista y representante del Partido Socialista Brasileño (PSB), quien además cedió un punto porcentual.

Tercero en las preferencias se mantiene el socialdemócrata Aécio Neves, con 19% de las intenciones de voto. En una eventual segunda vuelta, el 26 de octubre, ambas candidatas aparecieron empatadas con 41% de la intención de voto cada una. Rousseff ganó un punto y Silva perdió dos en relación a la consulta de hace cuatro días, según Ibope.

Rousseff aspira a un nuevo mandato de cuatro años después de llegar al poder en 2011 para suceder a Luiz Inacio Lula da Silva, su padrino político. La ecologista y exsenadora Marina Silva, de 56 años, pasó a ser la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), después de que el aspirante inicial y compañero de fórmula, Eduardo Campos, muriera en un accidente aéreo a mediados de agosto.

Silva formó parte del PT y fue ministra de Medio Ambiente de Lula, pero rompió con el gobierno. En 2010 ya fue candidata a la presidencia y obtuvo casi 20% de los votos, pero no logró pasar a la segunda vuelta. Tras reemplazar a Campos, Silva subió rápidamente en las encuestas y se convirtió en una amenaza para la reelección de Rousseff, mientras que Neves, hasta entonces segundo, fue desplazado al tercer lugar.

La encuesta de Ibope se realizó en base a 3,010 electores de 296 municipios del país entre los días 20 y 22 de septiembre, con un margen de error de dos puntos porcentuales.