Donald Trump es un “cáncer” para republicanos: Rick Perry

El ex gobernador de Texas y aspirante republicano a la presidencia de EU afirma que el "acto carnavalesco" de su adversario Donald Trump podría llevar al Partido Republicano a la perdición.
Rick Perry afirma que Donald Trump constituye un “cáncer en el conservadurismo".
Rick Perry afirma que Donald Trump constituye un “cáncer en el conservadurismo". (Reuters)

Washington

El ex gobernador de Texas y aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, Rick Perry, escaló hoy su disputa verbal con su adversario Donald Trump, y dijo que el magnate es un "cáncer" capaz de destruir al Partido Republicano.

Perry se ha convertido en las últimas semanas en uno de los más fuertes críticos de Trump, también aspirante a la nominación republicana para la presidencia de Estados Unidos.

Trump, un multimillonario empresario de bienes raíces, ha respondido cada una de las críticas del ex gobernador de Texas.

Este miércoles, Trump difundió en su cuenta oficial de Twitter una fotografía en la que aparece con Perry durante la primera campaña del ex gobernador de Texas a la presidencia de Estados Unidos en 2012 con el comentario: "rogando por mi apoyo y mi dinero".

Perry dijo de inmediato en un evento en Washington que Trump constituye un "cáncer en el conservadurismo" y advirtió que de no ser controlado podría dañar o provocar incluso la desaparición del Partido Republicano.

"Él ofrece un acto carnavalesco de ladridos que se puede describir mejor como Trumpism: una mezcla tóxica de demagogia, mezquindad y sin sentido que llevará al Partido Republicano a la perdición si continua", advirtió.

"Que nadie se equivoque: la candidatura de Donald Trump es un cáncer en el conservadurismo, y debe estar claramente diagnosticado, extirpado y desechado", señalo Perry en una de sus mas acaloradas declaraciones contra su adversario.

"Donald Trump, la estrella de televisión, es un gran generador de ratings. Pero Donald Trump el candidato, es un sembrador de división, demonizando erróneamente a los México-americanos como deporte político ", dijo Perry.

"Él ha despertado el interés de algunos votantes republicanos que tienen preocupaciones legítimas sobre una frontera porosa y un sistema de inmigración roto", argumentó Perry.

Añadió que "en lugar de ofrecer a los votantes liderazgo o soluciones, él (Trump) ha ofrecido el miedo y ruido. Esto no puede soportar", indico.

"Mis compañeros republicanos, tengan cuidado de los falsos profetas. No presten oídos a mensajeros que apelan a la ira, la división y el resentimiento", dijo Perry.

"No voy a estar tranquilo, cuando este tipo de cáncer en el conservadurismo amenaza con metástasis en un movimiento político mal intencionado que enviará el Partido Republicano al mismo lugar que envió el Partido Whig en 1854: el cementerio", advirtió.