Obama se reúne con el Dalai Lama bajo las amenazas de China

La Casa Blanca anunció que Obama recibiría al Dalai Lama como "líder religioso internacional respetado a nivel internacional".
Este viernes el presidente de Estados Unidos y el Dalai Lama  se reunirán en la Casa Blanca
Este viernes el presidente de Estados Unidos y el Dalai Lama se reunirán en la Casa Blanca (AP)

Washington

El presidente Barack Obama recibe este viernes en la CasaBlanca al Dalai Lama bajo las amenazas de China, que advirtió de"consecuencias negativas graves" si Estados Unidos no cancela lareunión con el líder espiritual de los tibetanos.

"China ese opone enérgicamente" a que el DalaiLama sea recibido en la Casa Blanca, indicó el ministerio de RelacionesExteriores. "Nosotros exhortamos a Estados Unidos a tomar en cuentaseriamente la preocupación de China y a anular inmediatamente el encuentroprevisto", agregó.

La reunión entre Obama y el Dalai Lama sería "unagrosera injerencia en los asuntos internos de China", subrayó lacancillería, que precisó que había transmitido a las autoridadesestadounidenses "las solemnes protestas" de China.

La irritación del gobierno chino -que sistemáticamentemanifiesta su rechazo cuando un mandatario extranjero recibe al líderespiritual tibetano- tiene lugar en un contexto de recientes contenciosos entrelas dos primeras potencias del mundo.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidió lasemana pasada a China más "transparencia" después de que instaurarade forma unilateral "una zona de identificación de defensa aérea" enel Mar de China Oriental, lo que provocó grandes tensiones.

Kerry también desató la ira de China al reiterar que EstadosUnidos está dispuesto a defender a su aliado japonés en caso de conflicto,cuando Pekín y Tokio tienen un diferendo territorial en el Mar de ChinaOriental.

Por otro lado, Estados Unidos y China también tuvieron unroce respecto a la libertad de la prensa. El régimen comunista fue acusado derepresalias contra los medios occidentales que publicaron investigaciones sobrelas inmensas fortunas de allegados de los dirigentes chinos.

La portavoz del ministerio de Exteriores chino, HuaChunying, calificó el viernes al Dalai Lama de "exiliado políticocomprometido desde hace mucho tiempo con las actividades separatistasantichinas bajo la cobertura de la religión".

"Nosotros instamos a Estados Unidos a no ofrecer unaplataforma a sus actividades separatistas", insistió.

La Casa Blanca anunció que Obama recibiría al Dalai Lamacomo "líder religioso internacional respetado a nivel internacional".

El encuentro de este viernes será el segundo entre elpresidente estadounidense y el Dalai Lama, ambos Premio Nobel de la Paz. Elprimero tuvo lugar en 2011 en la Casa Blanca y también enfureció a China.

La reunión entre los dos líderes se celebrará a puertacerrada, poniendo en evidencia que se trata de un tema delicado. Tendrá lugaren la Map Room (Sala de Mapas), situada en la planta baja de la Casa Blanca, yno en la Sala Oval, reservada a las visitas de mandatarios extranjeros.

El Dalai Lama, que vive exiliado en India desde 1959, no seopone a que el Tíbet permanezca en la órbita de China, al contrario de lo queafirma el régimen comunista, pero reclama más autonomía.

La portavoz del Consejo Nacional de Seguridadestadounidense, Caitlin Hayden, afirmó que el gobierno de Obama apoya elenfoque del Dalai Lama, pero reconoce que el Tíbet es "una parte de laRepública Popular de China".

"Nosotros no apoyamos la independencia tibetana",subrayó Hayden.