Reubica China 10 de sus satélites para búsqueda de avión desaparecido

El centro de control en la ciudad de Xian aportará sus satélites para intensificar la vigilancia en el área donde se cree que está el avión de Malaysia Airlines.

Pekín

El Ministerio de Defensa chino ha reubicado diez de sus satélites para buscar el avión de Malaysia Airlines desaparecido la madrugada del viernes al sábado con 239 ocupantes, 154 de ellos ciudadanos chinos, después de cuatro días de pesquisas infructuosas.

El centro de control en la ciudad de Xian aportará sus satélites para intensificar la vigilancia en el área donde se cree que está el avión desaparecido, en la costa oeste de Malasia, informa hoy el diario "South China Morning Post".

Pekín aseguró que ampliará la búsqueda, al igual que las autoridades de Malasia, que hoy extendieron la zona entre el litoral de la isla indonesia de Sumatra y la isla de Hong Kong.

Al mismo tiempo que Malasia duplicaba el área de búsqueda, el Departamento de Aviación Civil de Hong Kong informó hoy de que ha recibido un informe de la tripulación de un vuelo de Cathay Pacific, que viajaba de Hong Kong a Kuala Lumpur, que cree haber visto posibles restos de un avión cerca de Vung Tau, en el sureste de Vietnam.

No obstante, la ubicación marcada por el vuelo de Cathay Pacific no coincide con la ruta que tomó el vuelo MH370 de Malaysia Airlines el viernes, que debería haber sobrevolado la ciudad de Ho Chi Minh.

Una flota internacional de 40 barcos y 24 aviones participa en las operaciones que cubren una superficie de 500.000 millas náuticas cuadradas (1,71 millones de kilómetros cuadrados) pero sin resultados hasta el momento.

Entre ellos, se encuentran tres barcos civiles y cuatro buques de China, a los que se sumarán dos más hoy mismo y otros dos mañana, anunció hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Qin Gang.

En rueda de prensa, Qin confirmó que una delegación del Gobierno chino desplazada a Kuala Lumpur ya ha hablado con el primer grupo de familiares chinos que viajaron hasta Malasia y con representantes de la aerolínea, a los que se les ha pedido "informes precisos" sobre el desarrollo de las tareas de rescate.

"Hasta ahora, y aunque todas las partes están trabajando duro para el rescate de los pasajeros, no ha habido un progreso sustancial", manifestó el portavoz, que instó a Malasia a intensificar los esfuerzos de búsqueda y a gestionar "adecuadamente" los asuntos relacionados con los familiares de los desaparecidos.

Las autoridades malasias descartaron el lunes que se hayan encontrado restos del avión mientras las pruebas de laboratorio determinaron que una muestra de aceite recogida en el mar no pertenece al B-777 sino que se trataba de combustible de un carguero.

En una rueda de prensa celebrada hoy, los responsables malasios declararon que se investigan cuatro opciones: un posible sabotaje, un secuestro del avión, problemas psicológicos de la tripulación o de los pasajeros, y problemas personales de los viajeros.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes) y tenía previsto aterrizar en Pekín unas seis horas más tarde, pero desapareció del radar una hora después.

En el avión viajaban 239 ocupantes, incluidos 154 pasajeros chinos y una tripulación de 12 malasios.