Respuestas a la crisis en el este y sur de Ucrania

Las interrogantes se acumulan en las regiones pro rusas del país, en vísperas de las elecciones del 25 de mayo.
Militantes pro rusos montan guardia en un edifico público en la ciudad ucraniana de Lugansk.
Militantes pro rusos montan guardia en un edifico público en la ciudad ucraniana de Lugansk. (Alex Inoy/AFP)

Kiev

¿CÓMO ESTÁ LA SITUACIÓN EN EL ESTE DE UCRANIA?

En la ciudad de Lugansk, activistas pro rusos ocuparon desde marzo varios edificios públicos, entre ellos el de la administración regional. Tras la caída del presidente Víktor Yanukóvich, el gobierno de Ucrania parece desorientado e impotente, pese a que el 25 de mayo habrá elecciones presidenciales.

¿FRACASÓ LA “OPERACIÓN ANTITERRORISTA” ANUNCIADA POR EL GOBIERNO DE UCRANIA?

Los malos salarios, las malas perspectivas económicas y una situación global de inestabilidad ha minado la moral del ejército y de otras estructuras de seguridad. Aunque el presidente interino Olexander Turchínov dice que las fuerzas de combate están “en plena disposicón”, hay informaciones de deserciones al campo de los separatistas.

¿QUÉ OFRECE EL GOBIERNO A SUS OPOSITORES EN EL ESTE Y SUR DE UCRANIA?

Hasta ahora solo anunció una vaga reforma de la Constitución, que debe dar una mayor autonomía a las regiones y proteger la lengua rusa. Está previsto que se vote el 15 de junio. Pero los activistas pro rusos se ven insultados al ser llamados “separatistas” o “terroristas” y llamaron a un referendo el 11 de mayo para votar sobre una escisión de Donetsk y Lugansk del gobierno central de Ucrania.

EN UNA SITUACIÓN ASÍ, ¿CÓMO PODRÁN CELEBRARSE ELECCIONES PRESIDENCIALES EL 25DE MAYO?

En las regiones de Lugansk y Donetsk la votación podría peligrar, pues las fuerzas pro rusas llamaron al boicot. El candidato Oleg Zaryov, que tenía ahí al grueso de su electorado, retiró su candidatura en protesta por la situación y llamó a otros candidatos a hacer lo mismo.

Si se suspenden los comicios en los territorios del este, donde vive gran parte de la población ucraniana, estaría en peligro la legitimidad del nuevo presidente.

¿POR QUÉ LOS SEPARATISTAS PUEDEN ACTUAR CON TANTA LIBERTAD?

Las fuerzas de seguridad les dejaron vía libre casi sin oponer resistencia. Muchos de ellos eran contrarios al movimiento de protesta de manifestantes pro europeos que comenzó en noviembre pasado, hasta que éste logró derrocar al presidente Yanukóvich. Por ello, las fuerzas pro rusas ocuparon edificios de gobierno y saquearon almacenes de armas sin encontrar resistencia.

Sin embargo, los efectivos de la seguridad critican también las órdenes escasas o poco claras de l gobierno de Ucrania. A ello se une que los sueldos, de unos 200 euros al mes, son para muchos un incentivo demasiado pequeño para luchar contra los activistas.

¿QUÉ AYUDA HA DADO OCCIDENTE AL PAÍS AL BORDE DE LA BANCARROTA?

La Unión Europea (UE) eliminó las tasas aduaneras a la importación de productos ucranianos. Además, Ucrania puede contar con gas polaco, eslovaco y húngaro 30 por ciento más barato y que sustituye en parte las caras importaciones de gas ruso. El gobierno estadunidense dio a Ucrania garantías crediticias por mil millones de dólares.

¿DÓNDE HAY NUEVOS PELIGROS?

El gobierno ucraniano ve el peligro de un nuevo foco de tensión y quiere evitar que se ocupen edificios por ejemplo en Odesa, en el Mar Negro, o en Járkov. Para ello, en algunos territorios se están formando comités de defensa armados con milicias, que según analistas podrían empeorar la situación. Ucrania, al borde de la bancarrota, sigue endeudado con Rusia, entre otras cosas por facturas millonarias de la venta de gas.

¿QUÉ SOLUCIONES HAY A ESTE PROBLEMA?

Ucrania espera que Occidente le ayude a pagar sus deudas con Rusia para evitar lo peor. Pero el gobierno actual se niega a pagar el precio acordado con Moscú de 485 dólares por mil metros cúbicos de gas, al afirmar que está por encima del nivel de mercado y solo quiere pagar 268.5 dólares.

¿ESTÁN LOS RUSOS DISPUESTOS A ALCANZAR ACUERDOS?

Quieren una solución para que su propia economía tampoco sufra. El presidente ruso, Vladímir Putin reconoció que las sanciones de EU y Europa contra su país tienen efectos perjudiciales para la economía. La cúpula de Moscú enfrenta problemas coyunturales, de fuga de capitales, una recesión al alza, la devaluación del rublo y un clima adverso a la inversión.