Responden a Hollande por expulsión de joven

Critican “impericia” del presidente. Rechazan la oferta de aceptar el regreso de la gitana expulsada sin su familia.
Leonarda Dibrani con su padre y hermanos en Kosovo.
Leonarda Dibrani con su padre y hermanos en Kosovo. (Armend Nimani/AFP)

París

El presidente de Francia, François Holland, vio cómo su decisión de permitir el regreso de la alumna gitana deportada Leonarda Dibrani —pero no el de su familia— fue respondida en todos los frentes, incluido su propio partido.

Dibrani, de 15 años, fue detenida el pasado 9 de octubre durante una excursión escolar para luego ser deportada a Kosovo y la polémica surgida por esa medida hizo que Hollande rectificara y asegurara que, aunque la expulsión fue conforme a la ley, se va permitir la vuelta de la joven, pero no la de sus padres y hermanos.

El presidente de la conservadora Unión por el Movimiento Popular, Jean-François Copé, declaró ayer en la cadena BFM TV que esa decisión, además de fomentar el alza del ultraderechista Frente Nacional (FN), golpeó “de forma terrible” la autoridad del Estado.

“No hay ninguna humanidad por parte de un hombre que, además de ser padre de familia, piensa en separar a una niña de sus padres”, reprochó el representante del principal partido de la oposición, para quien Hollande pecó de “impericia”.

Un día antes de que las autoridades expulsaran a Leonarda, quien fue bajada del autobús escolar y medtida en una patrulla, la presidenta del FN, Marine Le Pen, subrayó que esa familia “evidentemente no tenía nada que hacer en Francia”, y que la dimensión que había tomado el caso reflejaba “la ruptura total entre las preocupaciones de la casta en el poder y las del pueblo” francés.

Para los ecologistas, además de rechazar el regreso en solitario de Leonarda, como ella misma rechazó, la decisión del gobierno es “indignante e incomprensible”, y les hace reclamar, en nombre de la Convención Internacional de los Derechos Hhumanos, que se permita la vuelta a todos.

Del lado socialista, el primer secretario, Harlem Désir, dijo que el retorno debe incluir también a los padres y sus tres hermanos.

Xhemile Dibrani, la madre de Leonarda, fue agredida ayer en la ciudad kosovar de Mitrovica tras una discusión con un grupo de personas por asuntos familiares y no étnicos, informó la policía local.

Xhemile estaba paseando por la ciudad cuando se enfrentó a otra familia gitana. “Comenzaron a discutir y resultó agredida”, dijo el vocero policial.