Respetan tregua pese a dos soldados muertos en Ucrania

Aunque en Donetsk se escucharon disparos y dos militares murieron por disparos de "bandas armadas", se respetó la zona desmilitarizada de 30 kilómetros acordada en Minsk.
Un soldado ucraniano, en un puesto de control en Debaltseve, en la región de Donetsk
Un soldado ucraniano, en un puesto de control en Debaltseve, en la región de Donetsk (AFP)

Kiev

La tregua fue globalmente respetada hoy en el este de Ucrania por el ejército y los insurgentes separatistas tras los esfuerzos de los últimos días para lograr un alto el fuego duradero que permita iniciar negociaciones sobre el futuro de las regiones rusohablantes.

Sin embargo, dos soldados ucranianos resultaron muertos y otros dos heridos en las últimas 24 horas, anunció hoy el ejército, que se prepara a retirar la artillería, en conformidad con el plan de paz firmado el sábado en Minsk. Según el ejército los dos soldados murieron en ataques de "bandas armadas" en torno al feudo separatista de Donetsk.

En efecto el cese de los combates no es total: en Donetsk se escuchaban disparos, aunque la situación global era mucho más tranquila y el número de civiles muertos ha disminuido en los últimos días. El memorando de nueve puntos firmado en Minsk prevé la creación de una zona desmilitarizada de 30 kilómetros de ancho a ambos lados de la línea del frente. Los combatientes parecían respetar de momento esta zona.

El domingo el presidente ucraniano Petro Poroshenko ya reconoció que ha habido una "desescalada" en las regiones rebeldes pero que Ucrania "tiene que estar preparada para defender nuestro Estado si el plan de paz no funciona."

"Tenemos que reforzar nuestras líneas de defensa, nuestro ejército", dijo el presidente ucraniano, que quiere comprar equipos de vigilancia y radares tras haber recibido la semana pasada la promesa de Estados Unidos de una ayuda de 46 millones de dólares para adquirir material y formar al ejército.

Por parte rusa, Sergueï Ivanov, jefe de la administración presidencial y cercano al presidente Vladimir Putin, subrayó que el "presidente Poroshenko comenzó a comprender que no era necesaria una guerra hasta las últimas consecuencias, hasta el último ucraniano".

"Los acuerdos cerrados han permitido interrumpir las acciones militares, aunque la pez es aún muy frágil", dijo Ivanov en entrevista al diario ruso Rossiïsskaia Gazeta. En cinco meses, el conflicto en el este de Ucrania ha dejado más de 2,900 muertos y 600 mil desplazados

El plan de paz prevé la entrada en vigor simultánea del alto el fuego en los puntos acordados en el territorio controlado por los rebeldes, esto es, una zona de 230 kilómetros de largo entre Lugansk y el mar de Azov al sur, y de 160 kilómetros de ancho entre Donetsk al oeste y la frontera rusa al este.

Este memorando refuerza un protocolo de alto el fuego cerrado el 5 de septiembre, también en Minsk. Desde ese día, al menos 39 civiles y militares murieron en el este de Ucrania, según un recuento de la AFP.

Difícil aplicación del plan

Por otro lado, la implementación de las disposiciones definidas en el plan de paz de Minsk, es bastante complicada. El ejército ucraniano advirtió que el respeto de la zona desmilitarizada sólo será posible con un alto el fuego total en las regiones separatistas de Lugansk y Donetsk.

A ello se añade la dificultad para la "dirección" separatista de controlar a todos los grupos que se reclaman seguidores de la causa independentista. Y, tras los temas militares, quedará abierto el problema del estatuto de las regiones separatistas, que debía ser negociado en Minsk pero que no fue abordado.

Los rebeldes de momento han ignorado las propuestas de Kiev de ofrecer una gran autonomía durante tres años en los territorios que controlan, la organización de elecciones locales el 7 de diciembre y una amnistía bajo condiciones para los combatientes.

El "dirigente" de la autoproclamada República de Lugansk, Igor Plotnitskiï, consideró hoy que las autoridades de Kiev ya reconocían de hecho la independencia del territorio pues cuando "las leyes ucranianas no se aplican en una región, de facto hay un reconocimiento de nuestra independencia".