Rescatados tres de once mineros atrapados por derrumbe en Honduras

El accidente en la mina de San Juan Arriba ha revivido el tema de la explotación minera en el país centroamericano, en el que operan varios yacimientos artesanales sin las garantías mínimas de ...

Choluteca

Tres mineros de los once que quedaron atrapados por un derrumbe en una mina artesanal en el sur de Honduras fueron rescatados hoy, visiblemente deshidratados y sin dar indicios del resto de sus compañeros. Los mineros, atrapados desde el miércoles, salieron por un estrecho boquete abierto entre rocas con la ayuda de los socorristas, en medio de la emoción de los familiares reunidos en los alrededores de la mina San Juan de Arriba, en el departamento sureño de Choluteca. Enseguida fueron trasladados a un hospital de la zona para ser examinados.

"Ellos fueron rescatados de la zona del derrumbe", declaró a los periodistas el portavoz de los bomberos Oscar Triminio, pero añadió que los tres no dieron información de los otros ocho porque no estaban en condiciones de hablar. "Hay uno fracturado, Nehemías Méndez (25), pero están bien los otros, Brayan Escalante (18) y Bayron Maradiaga (19)", afirmó el jefe de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Moisés Alvarado.

El alcalde del municipio de El Corpus, Luis Rueda, aclaró que los tres rescatados "no estaban en condiciones" de dar información de los otros ocho y "hasta que ellos se hidraten podrán decir si tuvieron contacto" con ellos. "La esperanza es que estén cerca y que podamos ver brillar sus ojos porque están vivos", añadió.

Pero un socorrista salvadoreño que ayudó a sacar a los mineros y que no se identificó, aseguró que ellos "están enterados de que hay otros compañeros, que son ocho los que faltan". "Vamos a buscar en otros puntos porque en ese lugar" donde estaban los tres "hay toneladas de tierra y piedra que cayeron" por lo que se dificulta seguir buscando en ese túnel, explicó.

"La esperanza es lo último que se pierde queremos que los saquen de cualquier forma, aunque sea para llevarlos a un cementerio para llevarles flores", dijo sin poder contener las lágrimas Seydi Ramírez, hermana de uno de los ocho desaparecidos, Wilmer Ramírez (22). El derrumbe se produjo el miércoles en la mina San Juan de Arriba, unos 160 km al sur de Tegucigalpa, en una zona montañosa accesible solo en vehículos todo terreno.

Los socorristas, que penetraron unos cien metros en el túnel donde se produjo el derrumbe, lograron tomar contacto a través de gritos con tres de los mineros que finalmente lograron rescatar. En esta zona montañosa hay unas 80 minas con profundos túneles, en los que trabajan unas cuatro mil personas de las comunidades vecinas.

A un lado de Delmi Ramírez, sentada bajo una carpa de color azul que comparten varios familiares de los mineros, otra mujer lloraba acariciando a un hijo suyo de pocos meses de nacido, cuyo padre, Ángel Emilio Muñoz (30), es otro de los atrapados en la mina. "Dios es el único que nos da la fortaleza, gracias a él ellos van a estar bien en la mina, tengo la esperanza de que saldrá bien, sano y salvo porque tiene que luchar por sus hijos", añadió la mujer.

El socorrista salvadoreño Miranda, quien llegó con otros compañeros suyos de la Cruz Verde el jueves por la noche, dijo que trabajan con sus pares hondureños y personas locales que conocen el interior de la mina para que puedan facilitar un poco el trabajo. "El terreno de la mina es bien débil, fácil de derribar, ahora lo que sigue es tratar de penetrar lo más que podamos a la mina, tenemos información de que hay una entrada a un túnel que posiblemente nos puede dar muchos resultados, estamos haciendo equipos mancomunados", acotó.

El accidente en San Juan Arriba ha revivido el asunto de la explotación minera en Honduras, país donde operan varios yacimientos artesanales sin las garantías mínimas de seguridad para los obreros. En algunos casos las autoridades han prohibido la explotación en minas de riesgo, pero la necesidad de un trabajo obliga a muchos obreros a buscar oro y otros minerales, del que mucho es desperdiciado por la forma artesanal de explotarlo, según expertos.

El tema de la inseguridad en la mina de San Juan Arriba será discutido por las autoridades después de que concluya el rescate porque ahora lo prioridad son las personas atrapadas, dijo el jueves el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández. Las ventas de minerales de Honduras alcanzaron 69 millones de dólares en los primeros tres meses de 2014, cifra que se redujo en 7.4 millones de dólares en comparación al mismo período de 2013, cuando sumaron 76.4 millones, según el Banco Central.