Republicanos eligen a Paul Ryan como candidato a presidir Cámara de Representantes

El legislador, que logró 200 votos de los 245 conservadores que integran el hemiciclo, deberá ser refrendado este jueves por el pleno de la cámara, para lo que necesitará 218 votos.
Paul Ryan (c) habla con la prensa una vez designado, entre Kevin McCarthy (d), líder de la mayoría republicana, y Cathy McMorris Rodgers
Paul Ryan (c) habla con la prensa una vez designado, entre Kevin McCarthy (d), líder de la mayoría republicana, y Cathy McMorris Rodgers (AFP)

Washington

Los republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos eligieron hoy al legislador Paul Ryan como su candidato a presidente de la Cámara baja, después de que el actual, John Boehner, anunciara su renuncia a finales de septiembre.

A falta de que este jueves el pleno de la Cámara vote, los republicanos eligieron a Ryan pese a las reticencias de algunos ultraconservadores, quienes preferían a un miembro más afín a su ideología.

Ryan obtuvo 200 votos, de los 245 conservadores que integran el hemiciclo, aunque la mayoría de los miembros del conocido Freedom Caucus (Caucus de la Libertad), próximo al radical Tea Party, votaron por el legislador por Florida Daniel Webster.

"Mañana pasaremos página. No volveremos a tener una Cámara de Representantes como la que hemos tenido en los últimos años (...) Respetaremos a la gente representando a la gente", dijo tras la votación el recién electo candidato a liderar la Cámara baja estadunidense en una escueta rueda de prensa.

Kevin McCarthy, quien era considerado el sustituto natural y el candidato favorito del aparato del partido, anunció su retirada de la contienda el pasado 8 de octubre, tras recibir duras críticas por unas polémicas declaraciones que hizo sobre el Comité Especial del Congreso para analizar el ataque de 2012 al consulado estadunidense en Bengasi (Libia).

El influyente congresista republicano dijo que el comité especial creado en el Congreso para investigar el caso de Bengasi se había diseñado en parte para hacer daño a la candidatura presidencial de la favorita del Partido Demócrata, Hillary Clinton.

La retirada de McCarthy produjo una grave crisis dentro de los republicanos, que derivó en que muchos de ellos presionaran a Ryan, quien fue candidato a la Vicepresidencia del país en 2012, para que se presentara al cargo.

Ryan, considerado por muchos conservadores el único candidato de consenso posible en un Partido Republicano profundamente dividido y donde facciones como los ultraconservadores tienen cada vez más fuerza, tomó la decisión de presentarse después de comprobar que reunía el apoyo de una gran mayoría de sus correligionarios.

El legislador por Wisconsin necesitará 218 votos para ser elegido presidente de la Cámara de Representantes, pero se espera que reciba más apoyos republicanos que en el voto interno de su bancada, ya que en el voto en el pleno sí tendrá el apoyo de la mayoría de los miembros de Caucus de la Libertad.

Aún así, de ser finalmente elegido presidente, Ryan tendrá que luchar con las mismas fuerzas conservadoras que llevaron a renunciar a su predecesor y que forzaron la renuncia de McCarthy.

Si todo sale como esta previsto, el último día de trabajo de Boehner será este viernes, tras más de cuatro años al frente del liderazgo republicano en el Congreso y un cuarto de siglo de carrera legislativa.