Republicanos ganan en Montana, a 2 escaños de controlar Senado

El republicano Steve Daines venció a la demócrata Amanda Curtis en un estado que junto a Dakota del Sur y Virginia Occidental eran una de las tres victorias seguras para los republicanos según las ...

Washington

Los republicanos arrebataron hoy a los demócratas el escaño por Montana en el Senado y se colocan a sólo dos puestos del control de la Cámara Alta, la clave de estas elecciones legislativas.

El republicano Steve Daines venció a la demócrata Amanda Curtis en Montana, según las proyecciones de las cadenas estadunidenses que siguen estos comicios legislativos.

Montana, Dakota del Sur y Virginia Occidental eran las tres victorias seguras que las encuestas daban a los republicanos, donde la retirada de los senadores demócratas ha abierto el paso a la oposición.

El republicano Mike Rounds venció hoy al demócrata Rick Weiland en Dakota del Sur, y Shelley Moore Capito ganó en Virginia Occidental el primer escaño demócrata en la Cámara Alta al imponerse a Natalie Tennant.

Los republicanos están, por tanto, a solo dos escaños de hacerse con el Senado, tras ganar también en Arkansas, donde Tom Cotton venció al senador demócrata Mark Pryor.

Arkansas es uno de los diez estados que decidirán esta noche quién controla el Senado, junto a Colorado, Carolina del Norte, Georgia, Luisiana, Alaska, Kansas, Iowa, Kentucky y Nuevo Hampshire.

Montana votó por un presidente republicano en seis de las siete últimas elecciones; tiene dos senadores demócratas; su único representante en la Cámara Baja es republicano; dos de los últimos tres gobernadores han sido demócratas y el Legislativo lo controlan los republicanos.

En las elecciones de hoy se renueva toda la Cámara de Representantes (en la que los republicanos podrían ampliar su mayoría), un tercio del Senado (donde los republicanos sólo necesitan seis escaños para tomar el control) y 36 puestos de gobernador estatal.

Un total de 206 millones de estadunidenses conforman el electorado de estas legislativas, según los últimos datos de la Oficina del Censo, de los cuales sólo 145 millones están registrados para votar.