Tiroteo en base militar en EU deja cuatro muertos

La policía informó que un hombre abrió fuego en la base Fort Hood, en Texas, por lo que se ordenó el cierre de la sede militar; el atacante habría muerto de una herida que se provocó él mismo.

Austin

La base militar de Fort Hood, situada en Texas, ordenó su cierre después de que un hombre abriera fuego en las instalaciones; el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, el republicano Mike McCaul informó que al menos cuatro personas murieron y 14 resultaron heridas.

Un reporte interno del Departamento de Justicia indicó que el atacante murió de una herida que se provocó él mismo.

"Ha habido un tiroteo en Fort Hood y se han reportado heridos", informó en un comunicado la base militar, que señaló que varios equipos de emergencia ya se encontraban en el lugar.

"Se requiere a todo el personal en el lugar que se ponga a resguardo", pidió poco antes en su cuenta de Twitter la base de Fort Hood.

La Primera División de Caballería, con sede en la base, envió un alerta en Twitter en el que le pide a la gente cerrar sus puertas y mantenerse alejado de las ventanas.

Varias personas resultaron heridos y al menos una fue trasladada a un hospital, de acuerdo con la televisión local KCEN TV. Un herido habría recibido un disparo en el pecho, según los medios.

Un testigo describió al presunto responsable del tiroteo como un hombre blanco que conducía un vehículo Toyota de color gris y que habría usado una pistola de calibre 45, según relató a KCEN TV, afirmando que el sospechoso estuvo en el edificio médico de la base militar.

El 9 de noviembre de 2009, en Fort Hood, el mayor Nidal Hasan,  psicólogo militar musulmán, disparó en una área donde se preparan los soldados destinados a zonas de conflicto. El incidente dejó 13 muertos y 32 heridos.