Renzi presenta plan de choque para "cambiar" a Italia

Una reducción de impuestos para salarios inferiores a 1,500 euros y la abolición del Senado y la eliminación de "los salarios de 315 parlamentarios", entre las medidas más importantes del nuevo ...
Renzi enseña un documento al hacer público su plan económico
Renzi enseña un documento al hacer público su plan económico (AFP)

Roma

El nuevo primer ministro de Italia, Matteo Renzi, presentó hoy un plan de choque para "cambiar" Italia que incluye entre sus principales medidas una baja de impuestos de diez mil millones de euros y la abolición del Senado. "Nunca se había aprobado en Italia un paquete de reformas tan imponente", afirmó Renzi, de 39 años, al referirse a las medidas económicas y políticas decididas por el dirigente más joven de la Unión Europea, al poder desde hace sólo dos semanas.

"En los próximos cien días conduciremos una lucha muy dura para cambiar Italia, su administración pública, el fisco y la justicia", adelantó Renzi al presentar a la prensa las primeras medidas económicas de su gobierno. A través de la proyección de diapositivas, con fichas específicas, siguiendo un estilo informal, moderno y muy mediático, el nuevo jefe de gobierno anunció la reducción de impuestos para los sueldos inferiores a 1,500 euros al mes. "Hemos aprobado una reducción de impuestos para diez millones de personas por un valor de diez mil millones de euros", explicó durante la conferencia de prensa.

"Se trata de una medida de equidad, de gran envergadura histórica, que permitirá a 10 millones de italianos recibir en sus bolsillos cerca de mil euros (unos 1,388 dólares) al año", explicó. El jefe de gobierno y líder del Partido Democrático (izquierda), quien forzó la salida en febrero de su predecesor de su mismo partido, Enrico Letta, recalcó que el Estado italiano dispone de los "medios financieros" para un recorte de impuestos que tiene como objetivo beneficiar tanto a las clases más pobres como a la clase media, ya que abarca a aquellos que ganan de 15 mil a 25 mil euros netos al año.

El joven primer ministro italiano recalcó que con esas medidas se respetan las normas exigidas por la Unión Europea para mantener el déficit del Estado por debajo del 3% con respecto al PIB. Se trata de las primeras reformas de las cinco que pretende aprobar durante los primeros tres meses de gobierno. Hoy mismo, la Cámara de Diputados aprobó en un plazo rápido con respecto al ritmo tradicional del parlamento italiano, una nueva ley electoral que otorga un premio al partido o a la coalición que supere el 37% de los votos en la primera vuelta.

"No tendremos más gobiernos de coalición de centro-derecha, se gobernará cinco años y no se dependerá más del chantaje de los pequeños partidos", comentó Renzi. Se trata del primer paso ya que la ley debe ser aprobada también por el Senado. El jefe de gobierno anunció también una reforma constitucional, que conlleva la abolición del Senado y la eliminación de "los salarios de 315 parlamentarios", recordó.

"Me estoy jugando mi futuro político. Si fracaso me retiro para siempre", advirtió Renzi, quien considera indispensable la eliminación del Senado y transformar esa institución en la cámara de representación de las más de veinte regiones de la península. El primer ministro anunció también un recorte del 10% al impuesto que pagan las empresas a las regiones, el cual será financiado con un aumento del 20 al 26% de los impuestos a las ganancias financieras, a excepción de aquellas provenientes de obligaciones del Estado.

Buena parte de las medidas económicas entrarán en vigor a partir del 1 de mayo y deberán reactivar la economía de un país que acaba de salir de dos años de recesión. En el paquete de medidas figura "el desbloqueo inmediato" de 68 mil millones de euros para el pago de las deudas adquiridas por la administración pública así como la creación de un fondo para dar crédito a la pequeña y mediana empresa y medidas para aliviar el mercado del empleo en Italia, cuya tasa de desempleo es del 12.9% y afecta a casi la mitad de los jóvenes.

Unos 3,500 millones de euros serán otorgados para obras de mantenimiento y mejoras de la escuela pública, porque Italia "puede renacer sólo en las escuelas", dijo Renzi, quien va involucrar al célebre arquitecto Renzo Piano en ese proyecto.