Renzi aceptará el sábado ser primer ministro de Italia

El joven líder del centro-izquierda italiano se someterá el lunes en el Parlamento al voto de confianza para ser investido en su cargo, tras consultar a una decena de partidos durante dos días.
Renzi, durante la conferencia de prensa de hoy en el Palacio de Montecitorio, en Roma
Renzi, durante la conferencia de prensa de hoy en el Palacio de Montecitorio, en Roma (AFP)

Roma

El líder de centro-izquierda italiano, Matteo Renzi, anunció hoy que el sábado aceptará el cargo de primer ministro y que el lunes se someterá en el Parlamento al voto de confianza para ser investido. Después de consultar durante dos días a una decena de partidos, Renzi, de 39 años, considera que cuenta con la mayoría en el Parlamento para gobernar un país que intenta salir del inmovilismo y la recesión económica. Renzi recibió el lunes de parte del presidente Giorgio Napolitano el encargo de formar un nuevo gobierno, tras la renuncia del primer ministro Enrico Letta.

Letta fue forzado a renunciar tras diez meses en el poder por su propio Partido Democrático (PD), cuya dirección quedó en manos de Renzi después de las elecciones internas. "Creo que existen las condiciones para hacer un buen trabajo", aseguró el dirigente del PD, quien está por convertirse en el primer ministro más joven de la Unión Europea. Tras las consultas, Renzi cuenta para gobernar con la misma mayoría de Letta, entre ellos el Nuevo Centroderecha (NCD) de Angelino Alfano, y Elección Cívica (SC) del moderado Mario Monti.

Mantiene una relación de respetuosa distancia con el anciano magnate y ex primer ministro conservador italiano Silvio Berlusconi (78 años), líder indiscutible de la derecha. Berlusconi confirmó su oposición al gobierno de Renzi, aunque aprovechó la ocasión para elogiar su juventud, un gesto de buena voluntad hacia el político que se formó en las filas de la Democracia Cristiana. "Tiene la mitad de mi edad y esto es una buena señal para el futuro del país y para su clase dirigente", afirmó tras precisar que decidirá votar a favor o en contra de las leyes que propondrá Renzi, según su contenido.

"No me pidió nada sobre su situación judicial. Fue una reunión respetuosa y educada", contó Renzi, cuya estrategia es la de tratar al magnate como a un viejo sabio de la política nacional. Berlusconi apoya la reforma de la ley electoral, una de las promesas hechas por Renzi, quien se reunió como secretario del PD con el magnate para consultarlo sobre ese tema, generando críticas y acusaciones por haber "resucitado a un cadáver político".

El joven florentino, que suele tener salidas ocurrentes y un estilo informal, mantuvo un duelo mediático con el ex cómico Beppe Grillo, líder de la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas. El duelo, que duró solo diez minutos, fue transmitido en directo por internet y resultó para muchos observadores una victoria para Renzi, ya que el estilo agresivo de Grillo, que no lo dejó hablar y lo atacó sin parar, llegó a suscitar polémicas y críticas inclusive dentro de sus filas, por su autoritarismo y su posición cerrada.

"Sal de ese blog, estamos aquí para resolver problemas serios", le lanzó Renzi, que como Grillo es experto de las redes sociales. En un tuit sucesivo al encuentro, Renzi comentó que los electores del movimiento de Grillo "se merecen algo mejor" que los monólogos y sentencias de su líder. Mientras la prensa sigue especulando sobre los posibles candidatos a ministro de Economía, cartera clave para el nuevo gobierno, la llamada "lotería" de nombres, o abanico de escogidos, se ha reducido.

Renzi se reunió en la tarde de hoy con el gobernador del Banco de Italia, el banco central, Ignazio Visco, entre los técnicos que suenan para el cargo. La tercera economía de la zona euro logró salir de la recesión con un modesto 0.1% de crecimiento en el último trimestre del 2013, mientras el desempleo subió hasta el 13%.