Renuncia vicepresidenta del BEI imputada por malversación en Andalucía

Magdalena Álvarez aseguró que la imputación no ha influido en su decisión, sino el hecho de que el ministro de Economía, Luis de Guindos y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, "quieren poner ...

Madrid

La ex ministra española de Fomento, Magdalena Álvarez renunció a su cargo de vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), imputada desde principios de mayo en el caso de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos en Andalucía.

En una entrevista radiofónica, Álvarez aseguró que la imputación no ha influido en su decisión, sino el hecho de que el ministro de Economía, Luis de Guindos y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, "quieren poner a otra persona en mi puesto".

"No vale la pena mantenerme en un puesto que quieren para otros y por el que están dispuestos a hacer cualquier cosa", sostuvo quien fue durante diez años Consejera de Economía de la Junta de Andalucía, sur de España.

Álvarez aseguró que en todo momento ha estado respaldada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y por el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Resaltó que "el BEI en ningún momento me ha pedido que dimita" y añadió que "el Banco me ha estado apoyando hasta el último momento. Desde el primer momento les he dado toda la información y ellos han seguido en todo momento mi situación".

Asimismo, consideró que su imputación no ha perjudicado al BEI y rechazó tener algo que ver con el tema del mal uso del dinero.

"Eso se demostrará. Me voy, dejo mi sitio a otro y espero que, cuando se demuestre mi inocencia, el Partido Popular tenga la misma virulencia para pedir que vuelva", expresó.

El escándalo de corrupción de los ERE en Andalucía es una presunta red de corrupción política vinculada a la Junta de Andalucía, que gobierna el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) desde 1980.

La investigación de la juez Mercedes Alaya, quien imputó a Álvarez, se centra en la empresa Mercasevilla, en la que se detectaron 183 prejubilaciones aparentemente fraudulentas.

De hecho, desde el año 2000, la Junta de Andalucía subvencionó, con un fondo de casi 648 millones de euros (853 millones de dólares) a 68 empresas que se acogieron a los planes gubernamentales de empleo.

Álvarez fue ministra del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de 2004 a 2009, y entre 1994 y 2004 fue consejera de Economía en Andalucía, cargo en el que según Alaya cometió esas irregularidades y por las que la tiene indiciada por presunta prevaricación y malversación.