Renuncia mediador de ONU para conflicto en Siria

Lajdar Brahimi, que había asumido su cargo el 17 de agosto de 2012 en reemplazo de Kofi Annan, se mostró convencido de que "la crisis terminará" pero aseguró, la cuestión es es saber "cuántos ...
Lajdar Brahimi en la rueda de prensa con los medios tras su entrevista en la ONU con Ban ki-moon
Lajdar Brahimi en la rueda de prensa con los medios tras su entrevista en la ONU con Ban ki-moon (AFP)

Nueva York

El mediador de Naciones Unidas y la Liga Árabe en el conflicto en Siria, Lajdar Brahimi, renunció a su cargo, informó hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien reconoció que no lograron ningún avance para poner fin al conflicto en el país. "Es con profunda tristeza que (...) decidí aceptar el pedido de Brahimi de dejar su cargo el 31 de mayo de 2014", anunció Ban de pie junto a Brahimi en la sede de la ONU en Nueva York, agregando que todavía no eligió a su sucesor.

Brahimi se manifestó "muy triste de abandonar su puesto, y a Siria, en una situación tan mala", al tiempo que Ban fustigó al régimen y la oposición del país por "haber fracasado" en la búsqueda de una solución para el conflicto, que ha dejado miles de muertos.

Ban pidió a las partes en Siria que "una vez más piensen en su futuro", y dijo que Naciones Unidas está allí "para ayudar". "No fuimos capaces de hacer progresos hacia una solución política del conflicto", reconoció. "Pensé que podríamos llegar a un resultado pero, debido a las divisiones, no pudimos hacer ningún progreso en tres años" de conflicto, deploró el secretario general.

Ban rindió homenaje a la gran "paciencia y perseverancia" de Brahimi en una misión que calificó de "casi imposible". El mediador se reunirá este martes con los 15 países miembros del consejo de Seguridad de la ONU.

Brahimi asumió el 17 de agosto de 2012 como mediador en Siria en reemplazo de Kofi Annan. El diplomático argelino logró organizar un cara a cara inédito entre el régimen y la oposición de Siria en Ginebra a comienzos del año, pero a pesar de su determinación las negociaciones fracasaron tras dos rondas de diálogos.

Siria acusó a las Naciones Unidas de "obstaculizar" estas negociaciones. "La ONU y su emisario Lajdar Brahimi, que es parcial y no un mediador honesto, obstaculizan las negociaciones de Ginebra 2", declaró en abril un responsable del ministerio sirio de Relaciones Exteriores. Preguntado por quién reemplazará a Brahimi, Ban aseguró que es algo que aún no está decidido y pidió tiempo para reflexionar.

"Por ahora, tengo que pensar sobre quién sería la persona adecuada", señaló el secretario general. Entre los nombres que se barajan cuenta con especial fuerza el del exministro de Asuntos Exteriores de Túnez Kamel Morjane. Pese a que la situación en Siria no ha dejado de deteriorarse desde que el conflicto estalló hace más de tres años, Brahimi mantuvo hoy su habitual carácter optimista y se mostró convencido de que "la crisis terminará".

La cuestión, aseguró, es saber "cuántos muertos" y "cuánta destrucción" se van a permitir antes de que "Siria pueda convertirse en una nueva Siria".

Estados Unidos alabó hoy el papel "increíblemente importante" de Brahimi. "Jugó un papel increíblemente importante durante un momento difícil en la actual crisis sobre el terreno en Siria", afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria. "Respaldaremos por supuesto cualquier paso de Naciones Unidas para nombrar a un sucesor", añadió la portavoz.

Psaki destacó hoy que EU "claramente" no está satisfecho con la situación en Siria, pero hizo hincapié en que Brahimi jugó un importante papel como mediador y Washington está "muy agradecido por su liderazgo". En similares términos se expresó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, quien indicó que EU está "profundamente agradecido" por los "incansables" esfuerzos de Brahimi para lograr una paz duradera en Siria.

Carney subrayó que el comienzo de una tercera ronda de negociaciones en Ginebra para la paz en Siria depende de la voluntad del presidente sirio, Bachar al Asad, de aceptar los acuerdos alcanzados hasta la fecha. El portavoz indicó que para que se reanuden las negociaciones es necesario que se aplacen las próximas elecciones presidenciales previstas para el 3 de junio, que Carney calificó de "farsa".

"El régimen de Asad es el único responsable de la falta de progreso en las conversaciones" para el fin del conflicto, aseguró Carney, quien insistió en que la solución al conflicto tiene que ser política y tiene que incluir la creación de un gobierno de transición. El líder de la oposición siria, Ahmed Yarba, se reunirá hoy con la asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, y "no está descartado que el presidente (de EU Barack) Obama se una a esa reunión", según indicó Carney en su rueda de prensa.

La semana pasada, una fuente de la Casa Blanca indicó a Efe que estaba previsto que Yarba se reuniera con Obama durante su visita a Washington, que comenzó la semana pasada. Por su parte, el secretario de Estado de EU, John Kerry, tiene previsto viajar este jueves a Londres para participar en el encuentro del grupo de "Amigos de Siria", en el que se analizarán los esfuerzos de la comunidad internacional por aliviar la crisis humanitaria en el país árabe, informó hoy el Departamento de Estado.

De otra parte, unidades militares turcas bombardearon hoy las posiciones de un grupo armado en Siria, tras caer en territorio turco un proyectil procedente del país vecino. Sobre las 10:00 hora GMT, un proyectil disparado desde Siria impactó en un edificio vacío cerca del puesto fronterizo de Yayladag, en la provincia de Hatay, a unos 70 metros de la frontera, sin causar víctimas, informó una nota del Estado Mayor turco en su web oficial.

Las unidades militares determinaron mediante radar la posición desde la que había sido disparado el proyectil y respondieron con fuego de obús "Firtina", un cañón de 155 milímetros, en la que es desde hace año y medio la respuesta rutinaria en este tipo de casos. El comunicado militar no detalló a quién pertenece la posición bombardeada, si a los rebeldes sirios, al Ejército regular o al grupo yihadista Estado Islámico de Irak y Levante, enfrentado con ambos.