Reino Unido facilitará la obtención de visas para ciudadanos chinos

La medida busca impulsar el turismo y el comercio británicos de los visitantes originarios de China.
El canciller británico acompaña al director de proyectos, Satoshi Ohashi.
El canciller británico acompaña al director de proyectos, Satoshi Ohashi. (AFP)

Pekín

Reino Unido facilitará a los ciudadanos chinos el procedimiento de obtención visas de entrada, una medida destinada a impulsar el turismo y el comercio, anunció este lunes el ministro británico de Finanzas, George Osborne.

"He anunciado nuevas medidas para simplificar y acelerar las peticiones de visas para los visitantes originarios de China", escribió en su cuenta de Twitter Osborne.

"Es bueno para el turismo y para el comercio británico", añadió.

Las medidas prevén que un turista chino que haya obtenido a través de una serie de agencias de viaje determinadas una visa de entrada en el espacio Schengen —del que no forma parte el Reino Unido— no esté obligado a presentar una petición de visa distinta para incluir a Gran Bretaña en su viaje.

En Europa y en el mundo entero se produce una fuerte competencia por atraer a los turistas chinos, conocidos por gastar mucho dinero cuando están de viaje.

La elección del destino de entrada significa grandes ingresos para el país en cuestión, ya que la capital de llegada es aquella en la que el turista hace sus compras antes de marcharse por un valor de unos mil 500 euros por ciudadano chino.

Reino Unido concedió 210 mil visas a ciudadanos chinos en 2012, lo que supuso una fuente de ingresos de unos 250 millones de euros.

Los viajeros chinos pasaron de 10 millones en el año 2000 a 83 millones en el 2012, según la Organización Mundial de Turismo, y esta tendencia tiende a incrementarse.