Regresó a Cuba agente de la Red Avispa preso en EU

El presidente Raúl Castro acudió al aeropuerto internacional José Martí de La Habana para recibir a Fernando González, segundo de los cinco agentes cubanos presos en EU desde 1998, que cumple su ...

La Habana

El integrante de los servicios de inteligencia de Cuba ,Fernando González, regresó hoy a La Habana tras cumplir la víspera en Estados Unidos  poco más de quince años de prisión por los  cargos de “falsa identidad” y conspiración para actuar como “agente extranjero  no registrado” en ese país.

El presidente Raúl Castro acudió al aeropuerto internacional José Martí de La Habana para recibir a Fernández, segundo de los cinco agentes cubanos presos en EU desde 1998,  que cumple su sentencia y regresa al país. El grupo era parte de la Red Avispa, que operaba en Miami, la llamada capital del exilio anticastrista.

El noticiero de la televisión estatal interrumpió su transmisión del medio día para informar de la llegada del agente, que al igual que sus compañeros ostenta el título de Héroe de la República de Cuba. En la terminal aérea también se encontraban otros dirigentes del gobierno, sus familiares y su compañero de causa René González, el primero en regresar al país en 2013, tras cumplir también su sentencia.

De los tres presos restantes, Antonio Guerrero cumplirá su sentencia el 18 de septiembre de 2017, Ramón Labañino el 30 de octubre de 2024 y Gerardo Hernández, de mantenerse las dos cadenas perpetuas con que carga, nunca más volverá con vida a su país. De ahí que en declaraciones a la prensa en el aeropuerto, González dijera que su primera fuente de inspiración para encarar la cárcel sin renunciar a sus ideales, fueran “mis hermanos Gerardo,  Ramón y Tony, cuando no existía movimiento internacional de solidaridad de apoyo a nuestra causa”.

“Verlos a ellos” argumentar en el tribunal de Miami que los juzgó su derecho a defender a Cuba de planes terroristas fraguados en esa ciudad y “compartir con ellos (en tales condiciones) fueron siempre una fuente de energía para seguir la lucha”, puntualizó. De los diez agentes de la Red Avispa, cinco pactaron con la fiscalía a cambio de una reducción de condena. Los cubanos dicen que las altísimas penas dictadas contra los cinco que mantuvieron su posición “es una venganza política”.

“Mi felicidad no será completa hasta que ellos también estén aquí, con todos nosotros”, agregó González, quien mañana sábado será agasajado en un concierto gigante en la Universidad de La Habana. Dijo asimismo que “hay mucho por hacer todavía” para lograr que el presidente Obama recurra a sus facultades ejecutivas y ponga en libertad a sus compañeros presos, y anunció que de inmediato se sumará a la campaña que se libra internacionalmente en busca de ese propósito.

La excarcelación de los tres agentes que faltan, a cambio de un gesto similar en relación con  el estadunidense Alan Gross -cumple 15 años de prisión en Cuba por participar en un “proyecto subversivo” contra el país-, es parte de las negociaciones que desde hace más de un año llevan a cabo la Habana y Washington.

“Si pudiera hablar con el presidente Obama le pediría que como ex profesor de Derecho Constitucional mirara sin prejuicios la evidencia sobre nuestro caso y las opiniones que prestigiosos e importantes juristas estadunidenses y de otros países han emitido sobre  (la inconsistencia jurídica) del mismo. Que lea sin prejuicio, por ejemplo, los Amicus Briefs que se presentaron a la Corte Suprema, diez de ellos ganadores del Premio Nobel”, agregó González en otra declaración reproducida hoy por la prensa nacional.

El integrante de los servicios de inteligencia de Cuba ,Fernando
González, regresó hoy a La Habana tras cumplir la víspera en Estados
Unidos una sentencia de poco más de 17 años de prisión, por los
cargos de "falsa identidad" y conspiración para actuar como "agente
extranjero no registrado" en ese país.
El noticiero de la televisión estatal interrumpió su transmisión del
medio día para informar de la llegada de González al aeropuerto
internacional José Martí . Este es el segundo de los cinco agentes
cubanos presos en EU desde 1998, que cumple su sentencia y regresa a
su país, donde mañana será recibido en un concierto gigante en la
escalinata de la Universidad de La Habana.