Régimen sirio amplía ofensiva mientras Putin critica a EU

El presidente ruso denunció "la posición no constructiva" de Washington al rechazar su propuesta de intercambio de delegaciones para abordar la guerra en Siria, en la que hoy  un ataque del ...
En esta imagen de video del Ministerio de Defensa ruso puede verse una explosión en un ataque de la aviación rusa en una posición del EI en Idlib
En esta imagen de video del Ministerio de Defensa ruso puede verse una explosión en un ataque de la aviación rusa en una posición del EI en Idlib (AFP)

Beirut

El régimen sirio amplió hoy su ofensiva contra zonas rebeldes de la provincia de Homs, con apoyo de Rusia, que criticó la posición de Estados Unidos en el conflicto. El presidente ruso, Vladimir Putin, denunció "la posición no constructiva" de Estados Unidos que, según él, ha rechazado la propuesta rusa de un intercambio de delegaciones para abordar la guerra siria.

"No comprendo cómo nuestros interlocutores estadunidenses pueden criticar las acciones de la lucha antiterrorista de Rusia en Siria y rechazar el diálogo directo sobre cuestiones importantes, como la solución política" al conflicto, declaró el mandatario ruso en Astana, la capital de Kazajistán.

Este jueves Rusia reportó un menor número de operaciones, con respecto a la jornada anterior, para dar paso a una ofensiva terrestre de las tropas del régimen sirio. Moscú reportó 32 ataques contra "terroristas" mientras que el miércoles se registraron 86 bombardeos.

"La intensidad de los bombardeos (...) ha bajado en las últimas 24 horas", debido a que "la línea del frente contra el grupo Estado Islámico (EI) se está moviendo por la activa ofensiva de las fuerzas armadas sirias", informó en un comunicado el ministerio de Defensa ruso. Los últimos bombardeos golpearon Damasco, Idleb, Hama, Deir Ezor y Alepo, eje que comunica el norte y el sur del país.

En Alepo, los bombardeos destruyeron un puesto de comando del grupo yihadista y un taller subterráneo para fabricar armamento. Las operaciones también golpearon posiciones de artillería en Jan Sheijun, en Hama.

"Los combatientes se están retirando, intentando establecerse en nuestras posiciones y cambiar su sistema logístico para hacerse con municiones, armas y materiales", dijeron las autoridades rusas.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG que cuenta con una vasta red de informantes locales, la aviación rusa realizó unos quince bombardeos en la región de los combates, matando a por lo menos diez personas, seis de ellas miembros de grupos insurgentes.

La ONG, con sede en el Reino Unido, dio parte de intensos combates, particularmente al sur de la localidad de Talbiseh, en manos de los rebeldes desde 2012, junto a la autopista Homs-Hama.

Cortar los contactos entre zonas rebeldes

La pérdida de grandes regiones del centro de Siria, vital para la articulación del país, había debilitado considerablemente al régimen de Asad. Pero la contraofensiva iniciada hace 16 días con el respaldo de bombardeos masivos rusos y de miles de combatientes no condujo hasta ahora a ninguna victoria determinante para el régimen.

La ampliación de las operaciones a las inmediaciones de la ciudad de Homs se propone "cortar los contactos entre los insurgentes de Hama y los de Homs", indicó a la AFP una fuente militar en Siria.

Las fuerzas de Asad apuntan a retomar el control de la autopista entre Homs y Alepo, la segunda ciudad siria (norte). Esa ruta, columna vertebral del país, atraviesa las provincias de Hama y de Idleb, controlada casi íntegramente por grupos islamistas aliados del Frente Al Nosra, perteneciente a la red Al Qaeda.

El gobierno iraní, aliado de Asad, se dijo hoy dispuesto a examinar un eventual pedido de envío de tropas a Siria. "Si Siria lo solicita, examinaremos el asunto y tomaremos una decisión", dijo Alaedin Borujerdi, jefe de la Comisión Parlamentaria iraní de Seguridad Nacional y de Política Exterior, en una conferencia de prensa en Damasco.

Los expertos estiman que el ejército sirio perdió la mitad de sus efectivos de combate desde el inicio, hace cuatro años y medio, de una guerra civil que ya dejó 240 mil muertos.

Rusia comete un "gran error"

Rusia afirma haber propuesto a Estados Unidos el desplazamiento de una delegación a Moscú para analizar la crisis, pero ante las reticencias Washington, plantearon el viaje de una comitiva encabezada por el primer ministro, Dmitri Medvedev. Estados Unidos confirmó el miércoles esos contactos.

"Dijimos que no nos interesaba [el envío de delegaciones] mientras Rusia no estuviera dispuesta a contribuir de forma constructiva a nuestro esfuerzo de lucha contra el grupo Estado Islámico (EI)", declaró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Estados Unidos dirige una coalición internacional que bombardea posiciones del EI en Siria e Irak y asegura que el principal objetivo de Rusia es salvar al régimen de Asad. Pese a la falta de coordinación en la guerra, Washington y Moscú podrían firmar "en los próximos días" un acuerdo para evitar colisiones en el cielo sirio, indicó Earnest.

Rusia e Israel ya establecieron por su lado una "línea directa" de comunicación para evitar ese tipo de incidentes, informó hoy el ministerio ruso de Defensa. Por su parte, Turquía reiteró que Rusia comente "un gran error" al apoyar militarmente a Asad.

"Lo que están haciendo no tiene ningún beneficio ni ningún sentido más allá de dilatar un proceso de transición política para sacar a Siria del caos", dijo a la prensa el ministro de Exteriores turco, Feridun Sinirlioglu.

Ataque deja 42 muertos en Homs

Mientras, al menos 42 personas murieron hoy, entre ellas civiles, por un ataque de las fuerzas del régimen de Bashar al Asad, apoyadas por aviones rusos, en el norte de la provincia central siria de Homs, señaló esta noche el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG apuntó que entre los fallecidos hay veinticinco mujeres y menores, además de un número indeterminado de combatientes de brigadas islámicas. La fuente, que anteriormente había informado de quince muertos en esa zona por bombardeos de la aviación rusa, destacó que esta masacre fue perpetrada por aviones de guerra, cuya nacionalidad no precisó, y por los efectivos gubernamentales.

Durante esta jornada, la fuerza aérea rusa atacó varias ciudades y áreas del norte de Homs, como los alrededores de la población de Telbise, Tir Maleh y Garnata. Estos bombardeos coinciden con una ofensiva por tierra del Ejército sirio contra Telbise, uno de los principales bastiones rebeldes de la mitad septentrional de Homs, y otros lugares próximos.

Vuelca autobús:38 muertos

De otra parte, al menos 38 efectivos del régimen de Bashar al Asad murieron hoy al volcar por causas desconocidas el autobús en el que se trasladaban por la provincia costera siria de Latakia (noroeste), informó la madrugada del viernes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El vehículo volcó cerca de la zona de Beit Bashut, en las afueras de la población de Yabla, en Latakia. Precisamente, en la periferia de Yabla se ubica el aeropuerto de Hamimim, desde donde parten los aviones rusos para lanzar los bombardeos en distintas partes de Siria.

Dicha base aérea fue ampliada recientemente con una nueva pista de aterrizaje con capacidad para aviones de grandes dimensiones. El Observatorio agregó que la aviación rusa bombardeó la noche del jueves áreas del norte de Latakia, coincidiendo con los proyectiles disparados por las fuerzas gubernamentales sirias.

Desde el 30 de septiembre, Rusia, aliada del régimen de Damasco, lleva a cabo una campaña de ataques aéreos en Siria en su primera intervención militar directa en el conflicto en el país árabe desde su comienzo en 2011.