Refuerzos de combatientes kurdos iraquíes entraron a Kobane

La llegada de 150 peshmergas a la ciudad kurdo siria, cerca de la frontera con Turquía y atacada por los yihadistas, coincidió con cuatro ataques de aviones de la coalición internacional a ...
Combatientes kurdos peshmerga saludan en un vehículo militar con armamento de infantería mientras se dirigen a Kobane desde la turca Suruc
Combatientes kurdos peshmerga saludan en un vehículo militar con armamento de infantería mientras se dirigen a Kobane desde la turca Suruc (AFP)

Beirut

Los refuerzos de combatientes kurdos iraquíes entraron esta noche en la ciudad siria de Kobane, asediada por los yihadistas del grupo Estado islámico (EI), indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Tras permanecer dos días acantonados en la ciudad fronteriza de Suruç, estos combatientes peshmerga lograron cruzar el viernes la frontera turca antes de las 21:30 hora local (18:30 hora GMT) en un convoy de vehículos militares, constató la AFP.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), los 20 vehículos con combatientes y armas a bordo atravesaron la frontera al oeste de Kobane, tercera ciudad kurda de Siria convertida desde hace seis semanas en el símbolo de la lucha contra el EI.

Provenientes de Suruc en Turquía, los 150 peshmergas "entraron a Kobane con sus armas desde Tall al Shair, al oeste de la ciudad", indicó a la AFP el director de la OSDH Rami Abdelrahmane. Según él, los peshmergas "abrieron una vía con excavadoras desde Tall al-Chair para acceder a la ciudad y no entraron por el puesto fronterizo de Mursitpinar", en el norte de Kobane.

Su entrada en la ciudad fue antecedida por nuevos ataques de las fuerzas de la coalición contra posiciones yihadistas en Kobane, indicó Abdelrahmane, quien se refirió a violentos combates que opusieron esta noche a los yihadistas con las milicias kurdas sirias (Unidades de protección del pueblo, YPG).

También el Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó que la coalición internacional bombardeó esta noche zonas de Kobane, fronteriza con Turquía, coincidiendo con la entrada del convoy de vehículos de los "peshmergas", las fuerzas kurdo-iraquíes.

Los aviones de la alianza lanzaron cuatro ataques contra posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en barrios del sur y del suroeste de la población. Estos bombardeos se produjeron mientras llegaba al área de Tel Shair, al oeste de Kobane, un convoy compuesto por una veintena de vehículos con decenas de "peshmergas".

Según el Observatorio, los milicianos kurdo-sirios se desplegarán de inmediato en distintos puntos de la ciudad. Anteriormente, canales de televisión turcos habían anunciado el comienzo del traslado de los "peshmergas" en todoterrenos y camiones, que fueron escoltados por blindados turcos hasta la frontera.

Un grupo de diez cabecillas kurdo-iraquíes accedieron ayer a Kobane durante unas horas para entrevistarse con sus colegas kurdo-sirios y examinar la situación sobre el terreno, además de establecer una sala conjunta de operaciones; aunque después regresaron al territorio turco.

Unos 150 "peshmergas" aterrizaron hace tres días en Turquía para viajar a Kobane. El EI inició una ofensiva contra esta localidad el pasado 16 de septiembre y desde entonces está completamente cercada por los radicales, excepto por el norte, donde limita con Turquía.

Kobane, ubicada en la provincia de Alepo, es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria, junto a las regiones de Afrín, también en Alepo, y Al Yazira, en Al Hasaka.

En París, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan reiteró hoy sus críticas a la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria y en Irak, por concentar sus bombardeos sobre Kobane.

"¿Por qué las fuerzas de la coalición bombardean continuamente esta ciudad de Kobane? (...) ¿Por qué no otras ciudades, por qué no Idlib (norte de Siria)?", se preguntó Erdogan en París, donde se reunió con el presidente francés François Hollande. "No se habla más que de Kobane, que está en la frontera turca y donde no queda casi nadie a no ser dos mil combatientes", añadió.

Desde que el EI lanzara el 16 de septiembre una ofensiva en la región de Kobane, que provocó la huida de unos 300 mil habitantes, esta localidad denominada Ain al Arab en árabe concentra el interés de los medios de comunicación y de la comunidad internacional.

En esta zona, la coalición internacional llevó a cabo un buen número de ataques aéreos para apoyar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, principal milicia kurda), consideradas por Ankara como "una organización terrorista" vinculada a los rebeldes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

A pesar de los continuos llamamientos de sus aliados a una mayor implicación en la lucha contra el EI en Siria, Ankara rechaza intervenir militarmente y dejar entrar en Kobane a combatientes kurdos de Turquía.

Los "esfuerzos" de los hijos de Irak

En el vecino Irak, las fuerzas gubernamentales lograron entrar hoy en la ciudad de Baiji, donde arrebataron dos barrios a los yihadistas, según oficiales iraquíes. Baiji, al norte de Bagdad, se encuentra estratégicamente situada en la principal carretera hacia Mosul (norte), segunda ciudad más importante de Irak, en manos del EI. Su toma permitiría garantizar la seguridad de la principal refinería del país.

El gran ayatolá Alí Al Sistani, la mayor autoridad religiosa chiita de Irak, subrayó que "Irak sólo podría librarse del EI con la suma de los esfuerzos de sus hijos", tanto sunitas como chiitas. Acusado de crímenes contra la Humanidad, el EI aprovechó la guerra en Siria y la inestabilidad política en Irak para hacerse con el control de amplios territorios, donde declaró un califato.

Según un informe de Naciones Unidas, citado por The Guardian, unos quince mil yihadistas procedentes de 80 países diferentes se enrolaron estos últimos años en las filas de grupos como el EI en ambos países.