Reforma sanitaria de Obama presenta primeras cifras mediocres

Una de las prioridades del plan de gobierno del presidente de EU sufrió un revés al conocerse que sólo se cumplió con el 1.5% del objetivo de inscripciones de seguros para seis meses.
Cathey Park enseña su brazo vendado con la inscripción "I love Obamacare" mientras espera al presidente
Cathey Park enseña su brazo vendado con la inscripción "I love Obamacare" mientras espera al presidente (AFP )

Washington

La reforma sanitaria de Estados Unidos, una de las prioridades del plan de gobierno del presidente Barack Obama, sufrió hoy un revés con la publicación de las primeras cifras oficiales, que arrojan que sólo se cumplió con el 1.5% del objetivo de inscripciones de seguros para seis meses. El Departamento de Salud reveló que 106,185 personas contrataron un seguro privado en octubre, el primer mes de aplicación de la reforma integral del sistema sanitario del país.

Esta cifra incluye a los ciudadanos que todavía no han pagado sus primeras cuotas y sólo representa el 1.5% del objetivo establecido hasta marzo de 2014 de siete millones de personas. Estos datos se explican principalmente por las dificultades técnicas encontradas por los usuarios al acceder al sitio de Internet federal desde su lanzamiento en octubre, tal y como apuntó en días pasados el portavoz de Obama, Jay Carney.

Como indicativo de estos graves problemas que pusieron al gobierno de Obama en aprietos, sólo una cuarta parte de los inscritos en total, es decir 26,794 personas, entraron en la página www.healthcare.gov, mientras que el resto utilizó los sitios de Internet puestos en marcha a nivel estatal.

Sin embargo la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, insistió en el "fuerte" interés de los estadunidenses por la reforma de salud, bautizada como "Obamacare": desde el primero de octubre fueron registradas 26.8 millones de visitas en diferentes páginas de Internet, federales y estatales vinculadas a este fin, según ella.

"Podemos esperar de forma razonable que estas cifras crezcan de manera importante en los próximos cinco meses", aseguró Sebelius. El sitio www.healthcare.gov "mejora cada día", afirmó la secretaria de Salud, opinión totalmente opuesta a los republicanos, que han criticado las fallas técnicas de este portal. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, aseguró hoy que las cifras demuestran "el símbolo del fracaso de la reforma sanitaria del presidente. Es una catástrofe ambulante que hay que desechar".

La reforma tiene por objetivo dar cobertura sanitaria a unos 30 millones de estadounidenses. Fue una de las promesas electorales estrellas de Obama en los comicios de 2008 que finalmente fue adoptada por la mínima en 2010, cuando los demócratas tenían la mayoría en la Cámara de Representante. Dos años más tarde la Corte Suprema de Justicia la ratificó.

Desde que la reforma fue promulgada Obama y sus asesores han estado prometiendo que los ciudadanos podrían mantener sus actuales planes de salud si estaban satisfechos. Pero la realidad es que la reforma establece una serie de estándares mínimos y, si un seguro no los cumple, debe ser reemplazado por otro de los ofrecidos en los nuevos mercados.

Obama prevé anunciar próximamente cambios para mejorar la reforma y su aplicación, según adelantó hoy en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. "El presidente ha instruido a su equipo a que le den opciones que pueda revisar y pueden esperar una decisión de él y un anuncio más pronto que tarde", afirmó Carney.