Reestructuración de ejército iraquí, buena señal en combate a EI: EU

El secretario estadunidense de Defensa, Chuck Hagel, elogió el despido y pase a retiro de 36 oficiales decididos por el primer ministro Haidar al Abadi, para lograr una mayor eficacia ente el ...
 Tighe Barry, miembro de la organización Code Pink for Peace, intenta interrumpir la intervención de hoy de Hagel
Tighe Barry, miembro de la organización Code Pink for Peace, intenta interrumpir la intervención de hoy de Hagel (AFP)

Washington, Bagdad

La reestructuración de los mandos del ejército iraquí es señal de que Bagdad comienza a tomar el control en el combate a los yihadistas y tiende a acercarse a la minoría sunita, estimó hoy el secretario estadunidense de Defensa, Chuck Hagel.

El despido y el pase a retiro de 36 oficiales, decididos por el primer ministro Haidar al Abadi, representa un "cambio fundamental", dijo Hagel durante una audiencia ante la comisión de las fuerzas armadas de la Cámara de Representantes.

Esta medida materializa el anuncio del nuevo ministro de Defensa iraquí, Jaled al Obaidi, quien el mes pasado se comprometió a abordar los enormes fallos que condujeron a la derrota del ejército de Irak frente al avance de la organización Estado Islámico. "El nuevo ministro y el nuevo gobierno están tratando de reconstruir la dirección del ejército iraquí", afirmó Hagel.

El jefe del gobierno iraquí ha dado "un paso en la dirección correcta" tendiendo la mano a las minorías, y especialmente a los sunitas, que se sienten estigmatizados por las autoridades, dominadas por los chiitas, agregó.

Esta frustración ha llevado a algunos sunitas iraquíes a apoyar a los yihadistas, actualmente con el control de gran parte del norte y oeste de Irak, y en la vecina Siria. El general Martin Dempsey, el militar de mayor rango de Estados Unidos, advirtió sin embargo que Haidar al Abadi deberá buscar todavía una mayor integración de los kurdos y los sunitas en el proceso de toma de decisiones.

"Puedo predecir que, en caso contrario, las fuerzas de seguridad iraquíes no aguantarán", dijo el general Dempsey en la misma audiencia en el Congreso. Los ataques aéreos liderados por Estados Unidos y los países de la coalición han ayudado a detener el avance de la organización EI, "lo que nos permite corregir los errores" cometidos por el ejército iraquí, consideró.

Es la primera vez que Chuck Hagel y Martin Dempsey comparecen ante los legisladores desde que el presidente Barack Obama aprobó la semana pasada el envío de 1,500 soldados adicionales para apoyar al ejército iraquí, llevando a 3,100 el total de tropas estadunidenses en ese país.