Recuerdan legado de Malcolm X a medio siglo de su asesinato

Autoridades, líderes musulmanes y artistas rinden tributo al activista afroamericano.
La ceremonia fue encabezada por Ilyasah Shabazz, hija del luchador social.
La ceremonia fue encabezada por Ilyasah Shabazz, hija del luchador social. (Jhon Taggart/EFE)

Nueva York

Han pasado muchos años, pero Malcolm X sigue inspirando a una buena parte de la comunidad afroamericana de Estados Unidos, que ayer, con motivo del 50 aniversario de su asesinato, reivindicó la actualidad de su lucha en favor de la igualdad racial.

Autoridades, líderes musulmanes, artistas y representantes de organizaciones ciudadanas rindieron tributo al influyente activista negro en una celebración realizada en el barrio neoyorquino de Harlem, a unos pasos del lugar en el que fue tiroteado en 1965.

Para muchos de ellos, su discurso está más vivo que nunca, en especial tras las tensiones raciales vividas los últimos meses en el país a raíz de la muerte de varios afroamericanos a manos de agentes de policía.

"Mi padre estaría esperanzado por el movimiento liderado por jóvenes en todo el país y fuera de él en respuesta a la brutalidad institucional", dijo ayer Ilyasah Shabazz, una de sus hijas, en un artículo de opinión publicado por el periódico The New York Times.

Sin embargo, según Shabazz, Malcolm X también "sería el primero en decir que los eslóganes no son acción" y que no sirven más que como una queja "ante un sistema al que no le importan.

"Era solo un hombre joven y dio todo lo que pudo a este país, a su gente. Espero que aseguremos que no fue en vano", dijo Shabazz, y destacó la importancia de manterner "vivo" a su padre.

Varias autoridades neoyorquinas, como la presidenta del distrito de Manhattan, Gale Brewer, reivindicaron también ese mensaje y aseguraron que el legado del líder negro y el centro que hoy lleva su nombre recuerdan a todos "en qué dirección hay que ir" y la importancia de trabajar para mejorar las vidas de todos los ciudadanos.

Adriano Espaillat, senador estatal, adelantó que el próximo viernes presentará una propuesta para proteger la memoria de Malcolm X en el estado de Nueva York, iniciativa que algunos defensores del activista esperan se convierta en un día festivo en recuerdo de su figura, considerada fundamental en la historia del movimiento por los derechos de los afroamericanos.

"Estamos hoy aquí para recordar a nuestro resplandeciente príncipe negro, que sacrificó su vida para que podamos vivir en un mundo mejor", resumió ayer el director del Teatro Clásico de Harlem, Ty Jones, en la apertura de la ceremonia en su recuerdo.

Malcolm X, nacido Malcolm Little y también conocido como El-Hajj Malik El-Shabazz, se convirtió en los años 50 en uno de los rostros visibles de la Nación del Islam, un grupo formado por musulmanes que promovía el nacionalismo negro.

En 1964, cuando abandonó dicho grupo, las amenazas de sus ex compañeros eran constantes y fueron tres miembros del grupo los condenados por su asesinato a tiros en 1965.

Sin embargo, hay quienes creen que las autoridades pudieron tener un papel crucial en su muerte, pues estuvo durante años bajo vigilancia del FBI.

"No debería sorprendernos si el FBI tiene algo que ocultar en relación con el asesinato de Malcolm, aunque no lo sabemos con seguridad", dijo al canal NY1 Khalil Gibran Muhammad, director del Schomburg Center for Research in Black.