Recuerda Papa Francisco genocidio armenio y critica su negación

El pontífice dedicó un mensaje a evocar la matanza de más de un millón y medio de personas, en su mayoría cristianos, a manos del Imperio Otomano.
El Papa Francisco calificó hoy la masacre de los armenios de 1915.
El Papa Francisco calificó hoy la masacre de los armenios de 1915. (Notimex)

Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco calificó hoy la masacre de los armenios de 1915 a manos del imperio Otomano como "el primer genocidio del siglo XX", además de comparar el hecho con el Holocausto y criticó a quienes intentan esconderlo o negarlo.

Antes de iniciar una misa solemne para los fieles católicos del rito armenio, en la Basílica de San Pedro, Francisco dedicó un mensaje a evocar la matanza de más de un millón y medio de personas, en su mayoría cristianos, a manos del Imperio Otomano.

Y, para usar el término “genocidio”, que el actual gobierno turco rechaza para describir las muertes de millón y medio de armenios durante la I Guerra Mundial

El pontífice apeló a la estrategia de citar la declaración conjunta firmada en 2001 por Juan Pablo II y el patriarca armenio Karekin II.

“Nuestra humanidad ha vivido, en el siglo pasado, tres grandes tragedias inauditas: La primera, aquella que generalmente es considerado el primer genocidio del siglo XX; este ha golpeado vuestro pueblo armenio –primer nación cristiana-, junto a los sirios católicos y ortodoxos, los asirios, los caldeos y los griegos”, señaló.

Recordó que en los hechos de 1915 fueron asesinados obispos, sacerdotes, religiosos, mujeres, hombres, ancianos e incluso niños y enfermos indefensos. Y estableció que los otros dos genocidios, como el armenio, “fueron perpetrados por el nazismo y el estalinismo”.

Aún más, comparó aquellos hechos con otros más recientes “exterminios de masa”, como los de Camboya, Ruanda, Burundi y Bosnia.

“Aún así, parece que la humanidad no logra cesar de derramar sangre inocente. Parece que la familia humana rechaza aprender de los propios errores causados por la ley de terror”, constató.

“¡Esconder o negar el mal es como dejar que una herida continúe sangrando sin medicarla!”, haciendo referencia a la histórica política turca de minimizar los acontecimientos y protestar cada vez que alguien, a nivel internacional, emplea el adjetivo “genocidio”.

En la misa estuvo presente el presidente armenio Ser Sargsyan, así como Karekin II, Supremo Patriarca de los Católicos de todos los Armenos, así como el patriarca de Cilicia de los Armenios Católicos, Nerses Bedros XIX.

Al principio de su alocución, el pontífice explicó que en muchas ocasiones él ha definido el tiempo actual como “tiempo de guerra, una tercera guerra mundial por partes”, en la cual se asiste cotidianamente a “crímenes feroces, a masacres sanguinarias y a la locura de la destrucción”.

Lamentó que actualmente se sienta el “grito sofocado y desoído” de tantos hermanos y hermanas inermes que, a causa de su fe en Cristo y de su pertenencia étnica, “son asesinados –decapitados, crucificados, quemados vivos- o son obligados a abandonar su tierra”.